Actualidad

La hostelería, un sector atractivo pero que requiere mucho trabajo y dedicación

En el conocido programa de televisión "Pesadilla en la Cocina", en el que se trata de reflotar restaurantes y locales de hostelería que están pasando por duros apuros económicos, una de las principales razones que impide a estos locales obtener buenos resultados económicos es que sus propietarios no tienen formación suficiente en hostelería y no saben cómo dirigir un negocio de estas características.

En el conocido programa de televisión "Pesadilla en la Cocina", en el que se trata de reflotar restaurantes y locales de hostelería que están pasando por duros apuros económicos, una de las principales razones que impide a estos locales obtener buenos resultados económicos es que sus propietarios no tienen formación suficiente en hostelería y no saben cómo dirigir un negocio de estas características.

España es uno de los países del mundo con mayor número de bares y locales de hostelería por número de habitantes y esta costumbre tan arraigada de bares y hostelería es lo que impulsó a muchas personas tras la crisis y perder su trabajo a animarse con este sector, sin conocer a ciencia cierta cuáles son las posibles dificultades a las que se enfrentan estos negocios.

Aunque la hostelería y la gastronomía sean sectores fundamentales para la economía en España, tener éxito con uno de estos negocios no es nada fácil, de ahí que a continuación os propongamos algunos consejos para poner en marcha un negocio de hostelería.

¿Qué local queremos abrir? ¿Hacia qué público está dirigido?

El primer aspecto a tener en cuenta es responder a la pregunta de ¿qué tipo de establecimiento se va a ofrecer al público y hacia qué sector va a estar dirigido? Si la zona donde se sitúa el local es una zona de ocio nocturno, de nada servirá montar un habitual bar de desayunos. Otra idea importante es alejar ese concepto preconcebido de que los precios baratos no tienen futuro o que los precios caros pueden tener un margen de beneficio más reducido.

La clave consiste en llevar una buena gestión y un buen plan de marketing. El plan de marketing debe iniciarse justo tras encontrar el local adecuado, que es aquel que se ajusta a factores como una buena localización, suficiente espacio de parking, precio de alquiler asumible, tamaño suficiente, etc.

Un menú sencillo y en el que no se engañe a los clientes

Ya sea teniendo un bar de tapas, una pequeña taberna o un restaurante internacional, es recomendable no complicar la gestión del negocio con un menú extenso. Es preferible mantener una carta sencilla, con todos los platos necesarios pero que estén bien cuidados y que aporten algo diferente a lo que ofrece la competencia.

Es habitual que muchos locales ofrezcan una carta muy extensa de productos y cuando los clientes le piden determinados platos, no dispongan de estas opciones. Una carta reducida pero completa facilita otras gestiones tan necesarias como las compras.

Rodearse de buenos proveedores

La hostelería es un sector que reúne a muchas formas de negocio. No solo está el bar o restaurante que genera ingresos y potencia la actividad económica sino que existen alrededor numerosas actividades que hacen posible el crecimiento del sector: proveedores de material para hostelería, sector de la alimentación, seguridad, etc.

Una empresa de maquinaria de hostelería muy destacada es Fibra Clim, https://fibraclim.com, que cuenta con una extensa variedad de productos relacionados con el sector que van desde la maquinaria hasta los suministros de cocina pasando por mobiliario y los utensilios y accesorios para restaurantes, todo ello de primera calidad.

Promoción adecuada, marketing y difusión

Recuperamos en este momento la importancia del marketing, la promoción y la difusión. Con herramientas virtuales tan potentes como TripAdvisor, donde se generan opiniones positivas y negativas que pueden tener gran calado, resulta clave invertir parte del presupuesto del negocio al marketing y la publicidad.

Así, carteles de promoción del negocio, publicidad en medios tradicionales y redes sociales, con sorteos y promociones y otras estrategias como el buzoneo o los programas de fidelización son muy útiles para ir atrayendo clientes al negocio.

El marketing, como vemos, debe ser tanto online como offline, para llegar al mayor número de clientes potenciales posibles. Sobre marketing online dirigido a profesionales así como información sobre hostelería podemos encontrar sobrada información en webdeprofesionales.es, la Revista digital de profesionales.

El trato personalizado al cliente, fundamental

Comentábamos la influencia que tienen las críticas positivas y las negativas. Plataformas como TripAdvisor o las redes sociales son un arma de doble fila, pues pueden alzar al estrellato a los negocios de hostelería o por el contrario hundirlos.

El modo de llegar hasta el primer objetivo es ofrecer un buen servicio a los clientes, seleccionar muy bien al personal y mostrarse siempre amables con los visitantes.

En este trato correcto y personalizado a los clientes se valora mucho la atención a los pequeños detalles. Así, la simpatía de los camareros, la música en los lavabos o pequeños gestos como una galleta con el café son bien recibidos por los clientes.

Por supuesto, en esta materia entran aspectos como estar al día de las intolerancias alimenticias(el gluten, la lactosa, las alergias), ofrecer opciones en el menú para vegetarianos e incluso habilitar zonas de ocio infantiles o pequeños rincones de lectura.