Historia

Twitter, una «ONG» más con los refugiados

En el décimo aniversario de la red social de ‘microblogging’ más popular, Twitter, muchos se aventuran a augurar su estancamiento. Sin embargo, esta herramienta se ha convertido en una pieza “clave” a la hora de informar sobre la crisis de refugiados y otras emergencias humanitarias, algo que comparten los responsables de comunicación de las principales ONG, informa Servimedia.

El 21 de marzo de 2006, el cofundador de Twitter Jack Dorsey se convirtió en el primer tuitero publicando el primer tuit de la historia. Diez años más tarde, esta red social sirve como plataforma de denuncia social y para la mayoría de las ONG es un elemento “clave” para informar de las principales crisis humanitarias, según Miguel Ángel Rodríguez, responsable de comunicación externa de Cruz Roja. “Gracias a las redes sociales es una emergencia muy conocida”, dijo en relación a la crisis de refugiados. En este sentido, aseguró que informar de este fenómeno sin Twitter sería similar a cuando se trataba de informar de la guerra de Irak en 2003. “Pierdes toda la actualidad, la importancia de la última hora y la viralidad”, señaló. Este periodista de Cruz Roja recuerda cómo enviaban entonces las cintas con material gráfico de lo que estaba sucediendo mediante valijas o por correo ordinario a los medios de comunicación, que llegaban “con muchísimo retraso”. Actualmente, las imágenes de lo que sucede en los campos de refugiados como el de Idomeni (Grecia) o en los pasos fronterizos de los países balcánicos se difunden al instante. Felipe Giner, que trabaja en el área de Comunicación de Médicos del Mundo, afirmó a Servimedia que Twitter es “crucial” para su labor. “La estamos utilizando para comunicar e informar tanto de lo que hacemos allí como de lo que está ocurriendo”. Por su parte, María Butera, responsable de Desarrollo Digital de Save The Children España, contó cómo su organización está informando del drama de los refugiados casi al instante con el material que les llega “desde el terreno”, gracias a lo que les envían los destacados de la ONG en los campos de refugiados. Miguel Ángel Rodríguez, de Cruz Roja, indicó que son las propias víctimas, los refugiados, quienes muchas veces informan a través de la red social sobre su situación: “Son nativos digitales y tienen acceso

a Internet”, lo cual facilita conocer cuál es su estado, no sólo físico sino también emocional. Esto convierte a esta crisis humanitaria en un fenómeno muy peculiar, al ser la primera en que las víctimas se expresan y cuya voz, en muchas ocasiones, es trasladada casi globalmente. “Eso nos permite obtener material directo de las personas afectadas”, añadió. El 18 de enero de 2010, seis días después del devastador terremoto de Haití, la periodista Ann Curry solicitó a la armada norteamericana

a través de Twitter que buscara la manera para que los aviones con ayuda humanitaria de Médicos Sin Fronteras (MSF) pudieran aterrizar, algo que acabó logrando, convirtiendo sus menos de 140 caracteres en los más poderosos de todo 2010, según la propia red social Twitter. Este hecho da cuenta del poder los ‘tuits, como relató Fernando Calero, responsable de Prensa de MSF España: “Para nosotros fue muy importante, permitió el aterrizaje de nuestros aviones en el aeropuerto de Puerto Príncipe tras el terremoto”. En cuanto a la continuidad de esta red social, todos los comunicadores consultados por esta agencia se mostraron optimistas. Desde Cruz Roja afirmaron que “habitualmente, la primera información de una emergencia te va a llegar por Twitter”, mientras que la calificaron como “la red más adecuada para la gestión informativa en emergencias”. Felipe Giner, de Médicos del Mundo, señaló, por su parte, que “es posible que llegue a su fin”, pero aseguró que “ha cambiado una forma de comunicar, y eso no va a desaparecer”.

Servimedia