Actualidad

Everybody’s Golf VR estrena demo antes de su lanzamiento en Realidad Virtual

El título se lanza el próximo 22 de mayo

Imagen de Everybody’s Golf VR
Imagen de Everybody’s Golf VR

El título se lanza el próximo 22 de mayo

Everybody’s Golf VR, el clásico videojuego de golf que desde 2017 tiene una edición remasterizada para PlayStation 4, ha estrenado una versión demo gratuita en PlayStation Store con soporte para PS VR. De acuerdo con el estudio japonés Clap Handz, esta versión VR es una reinvención del clásico título de golf que ahora aumenta sus posibilidades y mejora la experiencia jugable gracias a la realidad virtual.

El nuevo formato busca asemejarse a una partida de golf real sin dejar de ser fácilmente accesible para todo tipo de usuarios. En la demo, cualquier jugador podrá practicar su swing y golpe de pelota en el terreno de prácticas antes de lanzarse al green el día 22 de mayo, fecha en la que está previsto el lanzamiento de la versión definitiva. Para lograr una experiencia más realista, EveryBody’s Golf VR es compatible con el mando de movimiento Move y el inalámbrico DualShock 4, que básicamente se emplean para golpear la pelota.

La demo permite acceso a la zona de práctica del juego completo y nos invita a disfrutar de las vistas en la zona de Tee del campo de bosque. Pero para ayudarte a empezar a jugar en la demo, vamos hablar del nuevo sistema de golpe del juego. En Everybody’s Golf VR, para darle a la bola basta con mover el mando como si fuera un palo de golf. La velocidad a la que muevas el palo determina la distancia que recorrerá la bola, mientras que la orientación del palo cambia la trayectoria.

Empieza por practicar tu swing. Si la estela del palo es roja, no le habrías dado a la bola. Si la estela es azul, el golpe es bueno. Cuando te hayas acostumbrado a practicar, cambia al modo de golpe pulsando el botón ‘Move’. Los datos del swing se computan con teoría D-Plane, lo que tiene como resultado trayectorias similares al golf de verdad. Así, según mejores, aprenderás a controlar cuánto se mueve la bola a izquierda o derecha, la dirección y el ángulo del golpe, así como el giro que impartes a la bola. Cuando te acostumbres a los controles, podrás dar golpes dignos de un profesional.