MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
16:07
Actualizado

Carlos Zúñiga: "Al 99% esta Feria de Colmenar es la que soñaba con hacer desde el principio"

El nuevo empresario del coso madrileño ha presentado una feria muy rematada que se extenderá entre el 24 y el 28 de agosto

  • Carlos Zúñiga en la Plaza de Toros de Gijón
    Carlos Zúñiga en la Plaza de Toros de Gijón
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de julio de 2019. 21:10h

Comentada
L.R.T..  Madrid. 21/7/2019

El empresario de Circuitos Taurinos estrena la gestión de la plaza madrileña, con una ambiciosa Feria de los Remedios cargada de figuras y de variedad de encastes, con un total de cinco en cinco días. Su objetivo a medio plazo: consolidar Colmenar como la “segunda” plaza de Madrid. El alcalde del municipio, Jorge García Díaz, ya ha “bendecido” estos importantes carteles asegurando que «gracias a esta feria Colmenar seguirá creciendo en el mapa nacional de la tauromaquia».

-¿Siente haber cumplido el objetivo de convertir a Colmenar en la segunda referencia taurina de la capital?

-En los últimos años no se han hecho mal las cosas, pero la idea con la que me presenté al concurso es darle ese salto de calidad que le faltaba, esa vuelta de tuerca que creo que hemos conseguido con esta feria. Al 99% es la Feria que en un inicio soñaba con hacer, y alguno que no ha querido estar creo que ahora se estará arrepintiendo

-¿Era importante también garantizar la esencia “torista” de Colmenar más allá de las figuras?

-Tener cinco encastes distintos en cinco días es algo muy difícil. Somos conscientes de la exigencia de nuestra afición y Colmenar es el estandarte del aficionado más puro de Madrid, el que entiende todo tipo de tauromaquias.

-¿De todas las plazas que gestiona (Colmenar Viejo, Gijón, Zaragoza, Zamora, Aranjuez y Navaluenga) esta es la feria que más le ilusiona?

-Todas tienen su aliciente e ilusión. Gijón empezó como un reto que se ha convertido en una feria muy consolidada y del gusto de todos; Zaragoza tiene la responsabilidad de cerrar la temporada; Colmenar es el retiro veraniego de la exigencia de Las Ventas; Aranjuez, con la presencia de Don Juan Carlos, este año ha sido un éxito rotundo; y Zamora está recuperando su importancia.

-¿Su proyecto en Colmenar se plantea a corto, medio o largo plazo?

-A corto y medio. Que la concesión de la plaza sea año a año por un periodo total de cuatro, hace que cada edición me exija como si fuera la última, para así garantizar la siguiente renovación. Voy a trabajar para que cada una de las tres ediciones que quedan sean como esta, en la que cada día hay al menos un aliciente. Que la gente que compre el abono lo haga con la ilusión de que todas las tardes van a ver algo único.

-¿Ha barajado ya la posibilidad de que Roca Rey, finalmente, no pueda actuar?

-Para nada. Confío en que será un periodo de baja corto, e incluso que pueda estar también en Gijón el día 18. Además, su cartel de Colmenar es un “encontronazo” de tres máximas figuras que no van a coincidir en ninguna plaza más. El escalafón actual cuenta con un número de figuras corto, por lo que la ausencia de cualquiera de ellas se acusa cada vez más, pero también me ilusionan los carteles de toreros emergentes.

-¿Por qué se apostó por un mano a mano en la novillada?

-La tarde del hierro de Flor de Jara, que regresa este año a Colmenar, es un referente en el abono, pero quería darle un aire distinto. Es un cartel único, ya que Francisco de Manuel se despide de su afición como novillero e Isaac Fonseca es el nuevo valuarte de la escuela de Colmenar, que debutará con caballos en Gijón. La despedida de Francisco en su plaza como novillero coincide así con la presentación de un nuevo valor.

-Parte de los aficionados colmenareños han acusado la ausencia de Miguel de Pablo, ¿A qué responde?

-Recibí la llamada de sus apoderados y les escuché con la sensibilidad que merecen, pero este año quería hacer una feria diferente. En la de 2018 Miguel no tuvo la misma suerte que el año anterior, y esperé a su tarde en Las Ventas, pero tampoco se dieron las cosas. Esto no establece ningún precedente y estudiaré su contratación para futuras ediciones. Espero que él y Colmenar entiendan la decisión.

-¿Este tipo de feria, cargada de figuras, es lo que Colmenar va a seguir siendo en sus tres próximas ediciones?

-Es la intención, pero que se repita una feria así está muy en la mano de la respuesta del público. Las Ferias se hacen grandes con éxitos en la plaza y cuando la gente acude a verlos en masa.

-¿Considera arriesgado presentar un festejo mixto (dos toreros a pie y un rejoneador) en Colmenar?

-Soy consciente de que Colmenar es plaza de toreo a pie, pero una figura de época siempre debe estar en el abono.

-Sin conocer las combinaciones de la Feria de Otoño usted ha garantizado que El Cid pueda despedirse de Madrid una última vez.

-Se va por la Puerta Grande. En cuanto me hice cargo de la plaza tuve claro que debía contar con este torero que alberga tres trofeos José Cubero «Yiyo» a la mejor faena de Colmenar. Espero que El Cid y Albaserrada vuelvan a triunfar juntos como en sus mejores épocas.

-Una vez ya inmerso en la gestión de la “segunda” plaza de Madrid, ¿sueña uno con gestionar algún día la «primera»?

-Las Ventas es Las Ventas. Aunque ahora no me lo planteo, quién sabe en un futuro. Madrid es el caramelo que ilusiona a todo empresario.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs