Fernando Rey sufre fractura en la zona orbital del ojo derecho

El novillero tuvo que ser evacuado en helicóptero al Hospital 12 de octubre después de ser estabilizado

Fernando Rey, en imagen de archivo
Fernando Rey, en imagen de archivo

Además, la cornada le arrancó las venas colaterales de la femoral del muslo izquierdo.

El novillero Fernando Rey, que ayer resultó gravemente herido en la localidad madrileña de Moralzarzal, sufre, además de la cornada que arrancó las venas colaterales de la femoral del muslo izquierdo, una fractura en la zona orbital del ojo derecho, ha informado hoy a Efe su apoderado Emilio Martínez.

"Fernando ha pasado la noche con muchos dolores. Los doctores decidieron despertarle de la sedación de madrugada para ver cómo respondía y, aunque parece que la herida evoluciona bien y no ha tenido fiebre hasta ahora, se encuentra muy intranquilo y bastante fastidiado", aseguró Martínez.

Además de la cornada, el nuevo contratiempo ahora es que el joven espada de Torremolinos (Málaga), de 20 años, sufre una fractura en la zona orbital del ojo derecho, que "no le afecta a la visión pero si a la movilidad del ojo", motivo por el que tendrá que pasar por el quirófano, una vez que la herida del muslo esté "totalmente controlada", apostilló su apoderado.

Rey sigue ingresado en la UCI del hospital Doce de Octubre de Madrid, donde deberá permanece durante un tiempo "aún indeterminado", que dependerá de su evolución en las próximas horas.

Fernando Rey resultó cogido por el primer novillo del festejo celebrado ayer en la localidad madrileña de Moralzarzal, de la ganadería de Victoriano del Río.

En un momento de la faena de muleta, mientras toreaba al natural, el utrero tiró un derrote seco que cazó certeramente al torero a la altura de la ingle, teniendo que ser trasladado con urgencia a la enfermería, dejando tras de sí un impresionante reguero de sangre.

Rey fue operado en la enfermería según el parte médico de "cornada en el triángulo de Scarpa izquierdo, con una trayectoria hacia arriba de 20 centímetros, que alcanza el isquion, contusiona la arteria femoral con hemorragia venosa al romper las colaterales. Se realiza limpieza, hemostasia y se deja drenaje en la zona. Pronóstico muy grave. Trasladado en helicóptero al hospital Doce de Octubre".

En esa misma novillada, el galo Clemente se erigió en el gran triunfador al pasear tres trofeos. Mientras, en el resto de la jornada destacó la Puerta Grande del novillero peruano Andrés Roca Rey en Arnedo (La Rioja), primera del ciclo, y que le postula como candidato al afamado Zapato de Oro.

En Moralzarzal (Madrid), tercera de feria, en la que se lidiaron novillos de Victoriano del Río, muy bien presentados, serios, con volumen y arboladura. Encastados y exigentes salvo 1º y 4º. Fernando Rey, herido; Daniel Crespo, silencio en el que mató por Rey, vuelta al ruedo tras fuerte petición y saludos; y Clemente, oreja, saludos y oreja. Cerca de tres cuartos de entrada.

Parte médico de Fernando Rey: «Herida por asta de toro en el triángulo de Scarpa de la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 20 centímetros, que alcanza el isquion con contusión arterial y hemorragia venosa». Pronóstico «grave».

Mientras, en Arnedo (La Rioja), tercera del Zapato de Oro, en la que se lidiaron utreros de Fernando Peña, de buena presentación y con nobleza, aunque varios algo justos de raza, salvo el 6º, complicado y con peligro. Borja Jiménez, silencio y saludos tras aviso; Ginés Marín, oreja tras aviso y saludos tras dos avisos; y Andrés Roca Rey, oreja en ambos. Un cuarto de entrada.

Por último, en Guadarrama (Madrid), primera de abono, con novillos de Montealto, bien presentados y de buen juego, tuvieron nobleza y calidad. Francisco José Espada, silencio en ambos; José Garrido, oreja y dos orejas; y Álvaro Lorenzo, saludos y dos orejas. Media entrada.