José Escolar: «Vengo a Pamplona con la esperanza de volver a ganar algún premio»

Los toros abulenses serán lidiados por la tarde por los toreros Francisco Marco, Juan Bautista y Alberto Aguilar

El ganadero José Escolar
El ganadero José Escolar

Tras debutar en 2015, los toros de José Escolar vuelven mañana, 9 de julio, a la Feria del Toro. A las 8 en punto de la mañana serán los protagonistas del tercer encierro de los sanfermines. Una comparecencia que espera su ganadero que sea, como mínimo, como el año pasado.

-Regresa a Pamplona tras debutar el pasado año, ¿Cómo se siente?

-Muy ilusionado, porque después de lidiar el año pasado por primera vez y que me concediesen el premio «Carriquiri», este año vengo con la esperanza, aunque es muy difícil, de volver a ganarlo otra vez. Con esa misión voy.

-¿Por qué dice que es difícil? Si lo ha ganado una vez, ¿por qué no dos?

-Porque a Pamplona se lleva el toro más fuerte y el que más sobresale de la camada. No puedes guiarte por la nota del animal. Pero bueno, donde hay yeguas, potros nacen. No vamos a perder la esperanza.

-¿Cómo son los toros que ha presentado este año?

-Muy en tipo de Albaserrada. Es una corrida muy seria y fuerte. Con buenas caras.

-¿Soñaba con lidiar en Pamplona?

-La Casa de Misericordia ha estado muy pendiente de mi ganadería. Llevaban detrás nuestro varios años y aunque yo no estaba muy animado, porque yo me debo mucho a Madrid y a la feria de San Isidro, debía cumplir con ellos, y ya, el año pasado, decidí renunciar a Madrid y reservar la corrida para Pamplona.

-¿Cómo vivió la experiencia?

-Fue muy agradable y bonita. Me trataron muy bien. Yo, que me debo al toro, me alegré mucho porque fuera premiada en esta feria donde el toro es el protagonista. Esta satisfacción ha durado el año, ya se termina el día 9, y la verdad es que ha sido muy importante. He podido saborear el triunfo del toro.

-¿Cómo fue ese toro?

-En el encierro demostró calidad. Se adelantó dejando atrás a la camada y luego en la plaza Paco Ureña estuvo muy bien con él. El toro estuvo a la altura en todos los tercios. Además era impresionante de trapío, estaba muy bien hecho, y estoy encantado que fuera a Pamplona, porque allí lo han reconocido.

-¿Mucha responsabilidad?

-Sí. Totalmente. Ten en cuenta que ante todo es la Feria del Toro. Este animal es el protagonista.

-El año pasado vivimos algo insólito en los encierros, uno de los astados se volvió a los corrales. ¿Cómo vivió ese momento?

-Con mucha intranquilidad, porque cuando vi aparecer a cinco toros en la plaza me impresioné mucho, pero gracias a las pantallas de televisión que colocan en la plaza de toros durante el encierro, vi que había vuelto a los corrales de Santo Domingo y que lo habían metido. También reconozco que me fastidió que no llegasen los seis toros, pero a la vez me alegré, porque si no, hubiese sido un desastre. Estuvieron muy acertados en meterlo a los corrales. Todo se quedó en una anécdota.

-¿Cree que el encierro puede llegar a perjudicar al toro?

-Después de la carrera el toro presenta un cierto sentido, siempre acusa algo, pero a mí me gusta que se hagan encierros y cosas populares. Considero que hace falta en la fiesta de los toros. Me divierto.

-¿Se imaginaba cómo iban a reaccionar sus toros? ¿Le sorprendió su comportamiento?

-Yo pensaba que se iban a caer más, que iban a sufrir resbalones, pero ninguno de los seis toros se cayó. Los vi muy sueltos en ese sentido. Yo los preparé como preparo una corrida normal, como para San Isidro. No hubo ninguna preparación especial para el encierro. Luego los muevo algo, cada dos o tres días le doy un paseíto y sobre todo, intento que estén lo más juntos posibles para que luego no lo acusen en los corrales.

-¿Qué le parece la terna que lidiará sus toros?

-Dentro de los carteles que le ponen a mi ganadería está bien. Gracias a Dios que siempre hay algún torero valiente que se apunta con ella y triunfa, como le pasó a Ureña el año pasado. Este año estoy contento con el cartel. Son toreros que han triunfado con mi ganadería, sobre todo, Alberto Aguilar en numerosas ocasiones en Francia. Y luego Juan Bautista es muy buen torero. Va a ser la primera vez que lidie mis toros, y yo pienso que puede estar bien y triunfar.