Juan José Padilla, intervenido por complicaciones en las secuelas del percance de Zaragoza

Al torero, retirado desde la pasada temporada, se le ha cambiado la prótesis orbitaria que tenía, al manifestar signos de «intolerancia». El diestro jerezano sigue sintiendo vértigos y dolores

Tal y como informa Aplausos, Juan José Padilla ha sido intervenido quirúrgicamente tras sufrir un empeoramiento clínico de las secuelas que le produjo el gravísimo percance sufrido en el año 2011 en Zaragoza. El Dr. García Perla le ha realizado «cantopexia interna y externa de párpados izquierdos con fijación a tornillo de osteosíntesis para anclaje».

La operación, además, ha conllevado la «sustitución de prótesis orbitaria izquierda con signos de intolerancia que provocaba cuadros de celulitis repetidos», además de practicársele «neurolisis y resección de neuroma traumático de nervio lingual». Asimismo, se ha llevado a cabo «infiltración con toxina botulínica en lado derecho facial», según señala el parte médico.

La evolución de Padilla tras la intervención es favorable a nivel general, a pesar de que la exploración previa a recibir el alta presenta «empeoramiento del cuadro vertiginoso que presentaba al ingreso» así como «persistencia de dolor, parestesias y calambres linguales pese a la resección del neuroma y 2 cm de nervio lingual». Según ha informado el Dr. García Perla a través del parte, «valoraremos evolución y posible tratamiento directo sobre el Ganglio de Gasser, en función del grado de limitación y secuelas». Los médicos han recomendado a Padilla guardar reposo relativo, una dieta de fácil masticación y curas locales en la órbita izquierda con suero y clorhexidina.