La Feria de Abril comienza su andadura: menos festejos pero más calidad

Las figuras apuestan fuerte y proporcionan atractivo a la presente edición, en la que estará ausente la televisión en directo y se reduce el número de abonados

Manzanares, a punto de hacer el paseíllo en Sevilla
Manzanares, a punto de hacer el paseíllo en Sevilla

La presentación en festejo con picadores del novillero Lama de Góngora marcará este año el comienzo de la Feria de Abril, una edición que llega con numerosas novedades.

La presentación en festejo con picadores del novillero Lama de Góngora marcará este año el comienzo de la Feria de Abril, una edición que llega con numerosas novedades; entre ellas, se anuncia un menor número de corridas con respecto a ediciones anteriores. Sin embargo, estos carteles ganan en calidad, pues las figuras han apostado por los gestos, aunque ello signifique la reducción de oportunidades a diestros que torean poco.

Asimismo, no habrá televisión en ninguno de los festejos al no haberse producido acuerdo económico con las plataformas interesadas en difundirlos. También se ha reducido el número de abonados, por aquello de la crisis económica que atravesamos, a pesar del esfuerzo de los gerentes de la empresa Pagés, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, por dar mejores y menos corridas de toros para, de esta forma, poder abaratar el coste global de los mencionados abonos.

El ambiente por Sevilla de cara a los días que se avecinan es bueno, elevado tras el rotundo triunfo de El Juli el pasado Domingo de Resurrección y los apuntes de calidad que ofrecieron Manzanares y Morante. Ese buen inicio de temporada ha animado algo más las taquillas y algunas tardes venideras, La Maestranza presentará un lleno espectacular.

Entre las tardes más apetecibles, están las de los «Miuras» con El Juli, que se enfrentará por primera vez ante esta legendaria ganadería en Sevilla, anunciándose junto a Javier Castaño y Rafaelillo, dos toreros muy respetados por los aficionados. Otra tarde que se presume importante será la del día 13, con Manzanares ante seis toros de distintas ganaderías; así como la encerrona de Diego Ventura al día siguiente. El rejoneador ya ha adelantado que su reto es cortar un rabo, como ya hizo Pablo Hermoso de Mendoza hace unas temporadas.

Otros carteles esperados son los que reunen, por ejemplo, a Morante de la Puebla con Miguel Ángel Perera, torero ausente injustamente de la temporada pasada. Ambos se verán las caras el 17. Después de lo comentado sobre el Domingo de Resurrección, el 19 vuelve El Juli a La Maestranza y, de nuevo, con Manzanares, ya con la expectativa crecida y ambos acompañados por el joven Antonio Nazaré.

Por su parte, se verá, en una sola comparecencia, toreros como Talavante o Castella, que han alcanzado buenos momentos en este ruedo, sobre todo el extremeño. No nos olvidarnos de la presencia de El Cid y Daniel Luque, mano a mano con los «Victorinos» el día 16, y que actuarán otra tarde más para cada uno de ellos. Juan José Padilla vuelve al coso del Baratillo la tarde del sábado de feria, junto a El Cordobés y Fandi. Es lo que más suena en estos momentos por los alrededores de La Maestranza, aunque luego habrá que contar con el factor sorpresa o con el torero o ganadería que dé el paso adelante.

Entre las ganaderías, por las toristas empezará el tramo con Cuadri y seguirá con una de las triunfadoras de la pasada temporada: Fuente Ymbro. Por lo demás, las habituales en este tipo de feria. Y para comenzar, a las 18:30h, como cada tarde de toros, novillos de Juan Pedro Domecq, que pasó el pertinente reconocimiento veterinario, para Gonzalo Caballero, Sebastián Ritter y Lama de Góngora. Por lo demás, doce días de toros de manera continuada y doblete con los rejones matinal en el cierre del día 21. Algo que preocupa año tras año es el tiempo, en lo climatológico, pero por el momento está previsto que en lo positivo acompañe a los días de feria, ya que no se esperan lluvias y sí buena temperatura.