Toros

Manuel Escribano: «Me asusté muchísimo, pensé que me había vuelto a partir la femoral»

El Sevillano, desde el hospital, describe a La Razón las sensaciones que vivió en el momento de la cogida del jueves en Las Ventas, su única comparecencia en este San Isidro

El sevillano permanece en el Hospital La Fraternidad, del que recientemente han salido Gonzalo Caballero y Juan Leal, y asegura que «los médicos dicen que la herida evoluciona bien, aunque todavía tengo los dolores normales de una cornada con importantes destrozos musculares». El matador de Gerena recibía una «grave cornada de 25 cm en el muslo izquierdo que contusionó la femoral» del cuarto Adolfo que se lidió en Las Ventas el pasado jueves. Aunque el toro ya le había avisado él no quiso dar un paso atrás: «Ya me había echado un par de miradas criminales, pero no podía fallar a Madrid. De principio a fin no le ofrecí ninguna ventaja, siempre con la muleta por delante, y por el afán de querer dar una tanda más...». Fue una cornada de gravedad, extensa y en una zona muy delicada, pero aún así el torero se muestra aliviado: «Tuve mucha suerte. Cuando vi la cantidad de sangre que salía me asusté muchísimo, pensé que me había vuelto a partir la femoral». En la Feria de Las Hogueras de Alicante de 2016 otro de Adolfo le seccionaba la vena femoral.

Publicidad

La reacción de su cuadrilla fue inmediata demostrando su experiencia en este tipo de percances, pero para él la actitud que tuvieron sus subalternos fue más allá de la profesionalidad: «Hay que tener muchísimo valor para meter los dedos en una herida que sangra a borbotones y agarrar por los pitones a un toro».

Al sevillano y sevillista le llegaba esta mañana en la habitación del hospital, la triste noticia del fallecimiento de su paisano y futbolista José Antonio Reyes, que marcó una época en el conjunto andaluz: «Ha sido un palo tremendo, era muy joven. Ha dejado una huella imborrable en la ciudad».