Peligra la temporada de El Juli por un accidente de tráfico

Hoy viaja a Madrid para conocer el alcance de la fractura de radio del brazo izquierdo y la continuidad de su campaña

El torero Julián López «El Juli» y su mujer Rosario Domecq en la clínica Ruber de Madrid
El torero Julián López «El Juli» y su mujer Rosario Domecq en la clínica Ruber de Madrid

Llegaba a España Julián López «El Juli» con los ecos recientes de su triunfo en Plaza México. A hombros salió del mano a mano anunciado entre el español y el mexicano Diego Silveti el pasado domingo. Cosechó un éxito mayor: el que la gente acudiera a la Monumental para ver el festejo. Ayer, a eso de las 19: 20 de la tarde, ya en tierra española, en Mérida (Badajoz) y de camino a su finca de Olivenza, una fuerte granizada le jugó una mala pasada. Regresaba a la finca, en ese breve paréntesis que está llevando a cabo en su temporada americana, y lo hacía acompañado de su mujer, Rosario Domecq, y sus dos hijos. En el kilómetro 334 de la A-5 en sentido Badajoz, perdió el control del vehículo y se salió del carril. Tras el aparatoso accidente fueron trasladados en ambulancia hasta el hospital. Mujer e hijos con heridas leves provocadas por el impacto del golpe y El Juli con una fractura de radio de su brazo izquierdo.

Hoy se desplazará a Madrid para que le vea el doctor Domingo Delgado, que ya le atendió la temporada pasada en la lesión de clavícula que padeció y que a punto estuvo de dejarle fuera de su cita en Badajoz con José Tomás.

Según las pruebas que lleve a cabo hoy el doctor Delgado se decidirá si es necesaria una intervención quirúrgica para solucionar la fractura, aunque parece muy probable. De esta manera, queda en suspenso el desarrollo de la temporada de El Juli en tierras americanas. El diestro voló a Colombia en Navidades y tiene programada una extensa campaña por Colombia, México y Ecuador que se prolongaría, si la lesión no lo impide, hasta el mes de marzo. De hecho, el próximo día 1 de febrero está anunciado en el coso mexicano de San Luis de Potosí. Y durante el mes tienen firmadas doce corridas de toros en distintas plazas de América.

Coincide así el plan trazado por el madrileño después de la complicada temporada del año pasado por la gestión de los derechos de imagen en la que toreó menos y no actuó en gran parte de las principales ferias de España. Este año, con el condicionante de no querer que se retransmitan por televisión sus paseíllos, como en el caso de la Feria de Fallas de Valencia y su ya anunciada ausencia en la Feria de San Isidro de Madrid, el diestro plantea otro tipo de temporada. Más intensa en América que otros años y con algún gesto relevante, como el ofrecimiento para torear en la próxima Feria de Abril de Sevilla con la ganadería de Eduardo Miura.

La fractura de radio de su brazo izquierdo deja el desarrollo de la temporada americana en el aire. Hoy el doctor Delgado trazará los plazos. Una vuelta de tuerca más, esta vez la del destino.