Toros

Roca Rey, triunfo y cornada de 18 centímetros

El novillero fue herido en el muslo al entrar a matar al sexto, del que cortó una oreja, y entró por su propio pie a la enfermería

La cuarta novillada del Alfarero de Oro de Villaseca de la Sagra reunió a Posada de Maravillas, Alejandro Marcos y el peruano Andrés Roca Rey, que vivió las dos caras del toreo. Cortó una y una y fue herido en el muslo derecho al entrar a matar al sexto después de una faena importante del peruano. Recogió el trofeo y pasó a la enfermería, donde ha sido intervenido de cornada en el tercio medio del muslo derecho de 18 centímetros con una profundidad y dirección hacia arriba que afectaba a los abductores, además de tener una fractura de escafoides. Tras la operación, los facultativos que atendieron a Roca Rey han hecho público un parte médico en el que aseguran que “se le ha hecho una limpieza de la herida, un friedrich y se le ha dejado. Se aprecia también posible lesión en el dedo de la mano izquierda, pendiente de estudio radiológico. Trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo».

Publicidad

Por su parte, Posada cortó un único apéndice en el novillo que abrió plaza y Alejandro Marcos dio la vuelta al ruedo en el quinto después de ser silenciado en el segundo. El balance de la tarde fue: novillos de Flor de Jara para Posada de Maravillas, oreja y silencio; Alejandro Marcos, silencio y vuelta al ruedo; y Roca Rey, oreja y oreja. Tres cuartos de entrada.

Publicidad