«Diez años sin Marta»: Crónica de una herida abierta

Antena 3 emite hoy, a medianoche, un documental en el que se desvela la correspondencia inédita de Miguel Carcaño desde la cárcel a su preso de confianza

Imagen del programa en el que se puede ver con el rostro tapado a «El Cuco», que ahora reside en Francia / Antena 3
Imagen del programa en el que se puede ver con el rostro tapado a «El Cuco», que ahora reside en Francia / Antena 3

Antena 3 emite hoy, a medianoche, un documental en el que se desvela la correspondencia inédita de Miguel Carcaño desde la cárcel a su preso de confianza.

«Imaginamos que habría tenido ya su coche, un novio y quién sabe si su propia familia... Imaginamos porque es lo único que nos queda», reflexiona contundente Antonio del Castillo. Su esposa, Eva Casanueva, supura por la herida indignación y desesperación: «Esto ya tiene un final: dos padres que no viven y solo ven la vida pasar». El testimonio de ambos se podrá ver hoy, a partir de la medianoche, en «Diez años sin Marta», el documental producido por Antena 3 Noticias. La joven tendría hoy 27 años, pero su existencia se quebró el 24 de enero de 2009, cuando desapareció y, posteriormente, fueron detenidos varios jóvenes y un menor. Solo Miguel Carcaño sigue en prisión.

Uno de los testimonios más relevantes es el de Ángel Sánchez Cruz, que fue el preso de confianza durante 18 meses de Miguel Carcaño –que cumple condena en la cárcel de Herrera de la Mancha– y con el que convivió durante tres años. «Sánchez le intentó sonsacar información. Le dijo que él sí estaba en el piso de la calle León XIII de Sevilla, que no se encontraba solo y que el cadáver se dejó en la finca Majaloba. Después, se cerró en banda», afirma Enric Sumoy, el director de «Diez años sin Marta». Ante la incógnita de si Carcaño es un hombre introvertido y que nadie le visita en prisión, Sumoy desvela que en las cartas que le ha enviado a Sánchez le cuenta que «recibe muchas misivas de chicas, incluso con alguna de ellas mantiene una relación estrecha. Sorprende la atracción que suscita entre las jóvenes, que le consideran casi un ídolo », y añade que «Sánchez ha facilitado toda la correspondencia a Antonio del Castillo por si hay algún dato que pueda ser relevante».

Tras los pasos de «El Cuco»

El equipo se ha desplazado a la Provenza francesa para seguir los pasos de «El Cuco», condenado a dos años y doce meses de reclusión por delito de encubrimiento y que ahora vive en Rognac. «Fue una grabación muy accidentada porque denunció a la Prensa española que estábamos allí ante las autoridades galas y nos expulsaron», explica Sumoy. Sí que pudieron filmarle en Rognac, donde ninguno de sus vecinos saben que está implicado en el caso.

¿Diez años después, qué queda? El recuerdo, la impotencia y la incógnita de saber si, una década después con los avances tecnológicos, se hubiesen abierto nuevas líneas de investigación. Por ejemplo, el equipo del documental ha contactado con unos expertos que colaboraron con la Guardia Civil para esclarecer el caso de Diana Quer. «Hay unas imágenes captadas en la noche de la desaparición, que se desecharon en su momento, en la que aparece un individuo que no se pudo identificar. Ahora tampoco lo hemos logrado pero sí que se ha podido hacer un perfil más preciso de alguien que podría haber sido un potencial sospechoso», apunta Sumoy.