«Félix»: el sentido del humor y el suspense de Cesc Gay

El thriller romántico del director se estrena mañana protagonizado por Leonardo Sbaraglia en los canales de Movistar + y estará disponible bajo demanda.

Leonardo Sbaraglia, a la izquierda, que se pone en la piel de Félix, junto a Cesc Gay, director y guionista de la serie
Leonardo Sbaraglia, a la izquierda, que se pone en la piel de Félix, junto a Cesc Gay, director y guionista de la serie

El thriller romántico del director se estrena mañana protagonizado por Leonardo Sbaraglia en los canales de Movistar + y estará disponible bajo demanda.

Un hombre argentino, Félix (Leonardo Sbaraglia), que vive en Andorra desde hace un año, se enamora de una chica, Julia, es china y tuvo varios encuentros casuales con él, pero de repente, desaparece. Muerto de amor, decide encontrarla, pero Félix, un sentimental enajenado, se empieza a meter en líos al darse cuenta que ella no es lo que creía. Hablamos de la serie creada por Cesc Gay, un «thriller» romántico en el que nada es lo que parece. El protagonista busca la ayuda de su vecino, Óscar (Pere Arquillé), para encontrarla y no puede evitar convertirse en un detective amateur afligido por las situaciones que está viviendo.

Se trata de una ficción cuya acción transcurre durante diez días de invierno. Ése fue el origen de la serie de Cesc Gay, para armar una ficción en la que nada es lo que parece, de suspense, con tantas dosis de humor absurdo que desarma al espectador más avezado. Así explica el director y guionista su debut en Movistar+ con «Félix», que estrena mañana sus seis capítulos bajo demanda. «Sí, es un “thriller” pero quiero que la gente sea feliz, es suspense, como ocurre en algunas películas de Hithcock; ahí está “El hombre que sabía demasiado” o algunas cintas de los hermanos Coen: encontrarán un desconcierto en el momento en el que, durante las situaciones más extremas, ocurre algo inesperado», explica el ganador en 2015 de varios premios Goya por el filme «Truman» como mejor película, mejor dirección y mejor guión original.

Un antihéroe frágil

Sbaraglia habla de Félix, su personaje, como si fuese un extraterrestre que percibe cosas que no ven otros. «Partí de que tenía que estar todo el tiempo incómodo, como si se estuviese resbalando. Me puse en una situación emocional en la que salía de su zona de confort y sentía que tenía que ponerse siempre en situaciones de ridículo. Cesc me dio la clave: “Ponte en el lugar donde nunca estarías”». De ahí el rostro del personaje, siempre en constante estupor, sorprendido, como si todo lo estuviera presenciando por primera vez y nadie le creyese. «Es un antihéroe, de los inesperados, frágil, muy sentido, todo le afecta a pesar de ser muy emocional, luego se crece», asegura el actor. ¿Por qué eligió Gay a Sbaraglia? El director, con un sentido del humor que desarma, lo compara con las aplicaciones móviles de citas: «Es como buscar parejas en ellas, hay actores con los que no trabajarías nunca más, y lo mismo pasa a la inversa, y existen otros con los que tienes mucha compatibilidad». Gay y Sbaraglia querían llegar a terrenos ignotos. Tanto, que en las tomas, para darle al argentino un empaque cómico dentro del «thriller», apelaban a Buster Keaton y Charles Chaplin por su lenguaje visual que se convirtió en universal.

Lo que no deja de sorprender es por qué Gay, accedió a hacer una serie de televisión. Su primera respuesta tiene retranca: «Para pagar la hipoteca». Si se le somete a un tercer grado, dice lo que piensan muchos: «¿Quién ve ahora cine en las salas? Todos estamos enganchados a las series por las plataformas en “streaming”. Y, además, nos vienen a buscar y, encima, sin coartadas con una libertad absoluta de creación».