La "era Mateo"hunde a La 1

La cadena pública cierra la peor temporada de su historia, con un 9,7 por ciento de cuota, y los informativos caen hasta la tercera opción.

Rosa María Mateo durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados
Rosa María Mateo durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados

La cadena pública cierra la peor temporada de su historia, con un 9,7 por ciento de cuota, y los informativos caen hasta la tercera opción.

Hace un año, exactamente mañana, Rosa María Mateo fue elegida por el Congreso administradora única de RTVE, con 180 votos a favor, gracias a un acuerdo entre el PSOE, Podemos –En Comú Podem– En Marea y PNV. En estos doce meses su gestión, además de ser muy controvertida, ha devaluado la imagen de la corporación con algunas de sus decisiones, especialmente en el área de informativos, y ha visto cómo la audiencia le daba la espalda a su modelo de programación en La 1. Según un informe de Barlovento Comunicación, la media de cuota de pantalla de esta temporada – que va desde el 1 de septiembre de 2018 al 30 de junio de 2019 – fue de 9,7 por ciento. Mientras, en la anterior alcanzó un 10,8, por lo que en diez meses se ha dejado un 1,1 punto por el camino. Esta cifra es el mínimo histórico de La 1, ya que es la primera vez que baja del 10 por ciento, esa barrera psicológica que tanto daño está haciendo a la cadena.

Los datos son aún más sangrantes si se tiene en cuenta que, en la lista de los veinte programas más vistos, los doce primeros se emitieron en La 1, entre ellos siete partidos de fútbol, entre los disputados en la Copa del Rey, entre ellos el enfrentamiento del Real Madrid y el Barcelona, y la UEFA Nations League. Más allá del ámbito deportivo, en la segunda posición se coloca «El debate en RTVE» del 22 de abril – que obtuvo una cuota de pantalla del 35,8–, «Eurovisión votaciones» (44,6), «Las campanadas de fin de año» (34,4 por ciento de «share») y el Festival de Eurovisión (36,7). Junio fue un mes singularmente malo, ya que su cuota media fue de un 8,7 por ciento a pesar de que en ese mes se emitió la final de «MasterChef» , uno de los programas que tradicionalmente se han convertido en un seguro de vida para el canal.

Descrédito

Los informativos se han convertido en el gran talón de Aquiles de la cadena. Entre septiembre de 2017 y hasta junio de 2018 ostentaron el liderato con holgura, con un 14,9 por ciento de «share» y 2.225.000 espectadores. La incorporación de Begoña Alegría como directora del área ha tenido como resultado una estampida de espectadores, ya que una temporada después han visto cómo se han quedado relegados a la tercera posición al menguar hasta el 13,1 de cuota y 1.816.000 seguidores. La diferencia negativa es de casi dos puntos (1,8) y más de 400.000 personas menos.

Unos de los momentos más delicados de la gestión de Mateo fue cuando se plegó a las exigencias del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, al decidir que el debate a cuatro de las elecciones generales se celebrase el 23 de abril y no el 22 como estaba previsto. Este cambio de día provocó que los Consejos de Informativos de la corporación defendieran la «imparcialidad de la cadena» y rechazasen que se «ajuste la programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea», en clara alusión a los socialistas. Ante la presión de los profesionales de la casa se volvió a la fecha inicial y se emitió el 22. No menos crítica fue su situación cuando «La noche en 24 horas» entrevistó al líder proetarra Arnaldo Otegi. Por ahora, Mateo seguirá en el cargo a pesar de estar tan cuestionada.