«Masterchef Junior», más difícil todavía

El miércoles se estrena la quinta edición del «talent», que ya se ha convertido en un clásico en la programación navideña de La 1

Una de las concursantes es aconsejada por Samantha Vallejo-Nágera
Una de las concursantes es aconsejada por Samantha Vallejo-Nágera

El miércoles se estrena la quinta edición del «talent», que ya se ha convertido en un clásico en la programación navideña de La 1.

Hace cuatro años que «MasterChef» decidió crear una edición infantil, una decisión más que satisfactoria en términos de audiencia. Si algo han demostrado los pequeños es que, a pesar a su corta estatura, no les viene grande el título de chef. Su quinta entrega se estrena el miércoles a las 22:10 horas en La 1. Dieciséis aspirantes pondrán a prueba su imaginación hasta dar forma a los platos más vanguardistas. Acto seguido, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz los valorarán. Los participantes no superan los doce años, pero albergan una hábil destreza gastronómica que se ha sabido reconocer desde RTVE y Shine Iberia. De ahí que se haya elevado el nivel de dificultad de las pruebas y que deban librar batallas tan intensas como a las que enfrentan a los adultos para obtener el premio.

Numerosas visitas

«Esta edición va a ser tan espectacular que no va a dejar a nadie indiferente», augura Toñi Prieto, la directora de entretenimiento de TVE. En la anterior temporada, «MasterChef Junior» cerró con una media de casi 3 millones de espectadores, un dato que están dispuestos a superar. Tanto si lo logran como lo contrario, «no perdemos el sentido del humor», confirma Macarena Rey, directora ejecutiva de Shine Iberia. Los espectadores volverán a ver la versión más lúdica del jurado y la presentadora (Eva González) que, en esta ocasión, se transforman en personajes como Cristóbal Colón o la Gioconda. Además, el programa conserva uno de sus pilares, ya que es el anfitrión de chefs y rostros populares, desde figuras destacadas de la alta cocina – Dabiz Muñoz y Pedro Subijana–, pasando por ex concursantes, como Saúl Craviotto, ganador de «MasterChef Celebrity 2», y rostros de la cadena como el presentador de «OT» Roberto Leal.

Ni la cadena ni ninguno de los jueces están inquietos ante la acogida por parte de los espectadores. Vallejo-Nágera, niega estar «muy preocupada por la audiencia» pese al reto que supone volver a emitir el «talent» apenas seis meses después de «MasterChef Celebrity», que finalizó con un excelente 29,7 por ciento de «share». La proximidad en el tiempo de ambas versiones invita a preguntarse si existe el riesgo de agotar a sus seguidores y que los audímetros vayan en su contra. Pepe Rodríguez no percibe ese potencial peligro porque «morirse de éxito en la televisión, ya es de por sí un triunfo», reflexiona. Uno de los principales ganchos del «talent» es el comportamiento de los pequeños porque, como dicen los miembros del jurado, «en cinco minutos se olvidan de las cámaras». «Son espontáneos y tienen una capacidad de hacer amigos y empatizar maravillosa», explica Jordi Cruz.

Y es que si una característica hace único a «MasterChef Junior» es su prioridad para educar en valores. Así lo aseguró Prieto, que insiste en que la esencia del espacio está en que «engancha a toda la familia e inculca el compañerismo y el esfuerzo tanto entre los adultos como en los niños».