Intervienen 18 halcones peregrinos destinados a la cetrería

Los Agentes Rurales de la Generalitat han intervenido 18 ejemplares de halcón peregrino destinadas a la práctica de la cetrería, con un valor superior a los 20.000 euros, ha informado este miércoles la Conselleria de Agricultura en un comunicado. Se trata de la actuación más importante realizada nunca en Cataluña de estas características donde se utilizan ejemplares salvajes capturados ilegalmente en diferentes puntos de Cataluña. El halcón peregrino está incluido en el Convenio Cites, lo que comporta ciertos controles en su comercio, y es una especie protegida por la normativa catalana y española. La actuación ha sido fruto de la cooperación internacional entre diversas administraciones y cuerpos policiales de la UE, tras unas investigaciones iniciadas tras indicios de expolio de aves salvajes autóctonas.

Los halcones se capturaban directamente en el medio natural en diferentes localidades y zonas de Cataluña, aunque los agentes no descartan que alguno de los ejemplares intervenidos fuesen expoliados fuera de Cataluña. Como la especie está regulada internacionalmente, los ejemplares expoliados eran 'blanqueados' con certificados Cites de aves que habían muerto o escapado, con la finalidad de avalar una procedencia legal.

A medida que avanzó la investigación, centrado en dos centros de cría de aves de rapiña, se decidió que era necesario hacer pruebas de ADN a diferentes pájaros, algunos pertenecientes al plantel reproductor.

La investigación ha puesto de manifiesto la existencia de un mercado negro de tráfico de certificados Cites para blanquear aves capturadas. Las diligencias practicadas han sido entregadas a la Aduana de Barcelona, que es el organismo competente en estos casos relacionados con la fauna Cites, y se han incoado los expedientes correspondientes y se han intervenido los 18 ejemplares, que han sido alojados en diferentes instalaciones de España.