Los lugares con el tiempo más extremo del planeta

El Monte Washington es el lugar con más niebla del mundo
El Monte Washington es el lugar con más niebla del mundo

El portal meteorológico 'Eltiempo.es' ha analizado los climas más extremos del planeta para destacar "como sufre la atmósfera"y evaluar así los peligros y amenazas que está provocando el hombre a los distintos ecosistemas con motivo de la celebración del Día de la Tierra, en el que subraya que la temperatura global ha aumentado una media de 0,57 grados centígrados. En concreto, señala que el lugar con más niebla del mundo se encuentra en el Monte Washington, en el estado de New Hampshire (Estados Unidos), con 300 días de niebla al año. A este, le siguen el acantilado del Point Reyes, en California (Estados Unidos) y la isla de Terranova (Canadá), donde tienen más de 200 días de niebla al año.

Mientras, el pueblo más frío, Oymayakon, está en pleno corazón de Siberia, que tiene el récord de la temperatura más baja en una zona habitada hasta la fecha, con -71,2 grados centígrados en 1926, y es la temperatura menor en el hemisferio norte.

Por su parte, el lugar más seco está en el desierto de Atacama (Chile) que es el desierto más antiguo y seco del mundo. Sus habitantes "nunca"han visto llover, ya que hay lugares en los que no cae una gota de agua desde hace 400 años. El más ventoso se sitúa en el Golfo Federal de la Antártida, con velocidades de hasta 240 kilómetros por hora.

El municipio de Lloró, en el departamento de Chocó (Colombia), cerca de la frontera con Panamá es el lugar más lluvioso del mundo, con una precipitación media anual de 13.300 litros por metro cuadrado. De hecho, según comenta el portal meteorológico, el nombre de Lloró, es la representación del llanto del cielo, aunque a cambio alberga una "impresionante"biodiversidad.

Más de 180 países del mundo celebran el Día del Planeta, cuyo objetivo es concienciar a la población sobre la contaminación y la importancia de conservar la biodiversidad de la Tierra y la incidencia del hombre en su destrucción.

Por la acción del hombre

La acción del hombre influye en la atmósfera, en la destrucción de ecosistemas, por ejemplo con la deforestación para tierras de cultivo, o cuando se cambian las condiciones de las aguas o se destruyen hábitat para extraer recursos. Además, 'El tiempo.es' recuerda en este día algunas especies extintas por su caza indiscriminada, la destrucción de hábitat, el tráfico de pieles o las especies invasoras. Entre estas, figuran el tigre de Tasmania(1982); rinoceronte negro de Africa Occidental; león del Cabo; el tigre de Bali(1937); el Pato Poc el tigre de Java (1994); el carpintero Imperial; el león marino japonés; la foca monje del Caribe; el bucardo o la cabra montés de los Pirineos (2000); la paloma viajera (1914); el pato de las marianas (1989); el delfín del río chino o Baiji (2006) o el sapo dorado (1989), entre otras especies.

Respecto a la atmósfera, el portal meteorológico advierte de los efectos de la acción del hombre, como la contaminación y el aumento de los gases de efecto invernadero que son problemas principales. La superpoblación y la consecuente deforestación también producen un efecto que muchos desconocen y que determina el comportamiento de la atmósfera de forma crucial.

En concreto, señala que al eliminar la cobertura vegetal mediante la tala de los bosques, se elimina una fuente importante de humedad y de absorción de dióxido de carbono. El aumento de este gas en la atmósfera, gas de efecto invernadero, incrementa aún más el efecto invernadero, por no hablar de la destrucción de ecosistemas y la eliminación de un aporte de humedad crucial a la atmósfera al eliminar climas húmedos.

También ha indicado que el calor oceánico "sin precedentes", las temperaturas de la superficie de la tierra elevadas e inundaciones devastadoras fueron algunas de las características determinantes del clima mundial en 2014 que, fue el año más cálido jamás registrado, aunque por un margen muy pequeño. De hecho en este siglo se han dado 14 de los 15 años más cálidos que jamás se han registrado, según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM.

De hecho, apunta que la temperatura del planeta se ha incrementado en 2014 hasta 0,57 grados centígrados por encima de la media de 14C, y recuerda que el Panel Internacional de Cambio Climático de la ONU (IPCC) advierte de que esto se debe a la actividad humana.

Finalmente, muestra como, de acuerdo con el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielos de Estados Unidos de América, en 2014 la extensión diaria mínima anual del hielo marino en el Artico, observada el 17 de septiembre, abarcaba 5,02 millones de km2, la sexta más reducida jamás registrada. Europa Press