Viajes

La feria de Sevilla, desde dentro

El hotel Vincci La Rábida acoge la tradicional caseta que se instala en su patio interior

El hotel Vincci La Rábida acoge la tradicional caseta que se instala en su patio interior

Publicidad

Sevilla se viste de largo para celebrar una de sus principales fiestas y el hotel Vincci La Rábida no podía ser menos. El alojamiento vive con intensidad una de las fechas más destacadas en el calendario de la capital hispalense: la Feria de Abril. Del 4 al 11 de mayo, el hotel acogerá distintas actividades para que, tanto huéspedes como público en general, puedan vivir la fiesta al máximo. De esta forma, contará con uno de sus clásicos: su patio interior acogerá su tradicional caseta donde los protagonistas son el rebujito y la manzanilla, acompañados de platos típicos de la tierra como el surtido de “pescaíto” frito o el serranito de lomo, pimiento, jamón y tomate.

Los aficionados al arte podrán ver en su restaurante parte de la obra de uno de los grandes maestros de la pintura sevillana, José González. El artista transmite su percepción de la ciudad a través de un mundo de sensaciones pictóricas, de puro clasicismo costumbrista. Además, se podrán visitar otras exposiciones como la de Andrés Nicolau, en la que está muy presente el mundo del toreo; la obra del pintor Miguel Angel de la Torre, en sala Castellar; y la nueva colección del jerezano Cristóbal Donaire Barea y sus retratos de toreros, que se encuentran en colecciones de medio mundo.

Publicidad

Sin embargo, si el objetivo es relajarse y disfrutar de las agradables temperaturas, el sitio indicado es la terraza del establecimiento, donde se pueden degustar cuidadas especialidades culinarias al mismo tiempo que se disfruta de unas inmejorables vistas a la catedral. Su restaurante “El Mirador de Sevilla” ofrece una variada carta en la que destaca la cocina tradicional sevillana con pinceladas de sofisticación a través de una colección de recetas seductoras que invitan a descubrir Sevilla desde el sentido del gusto. Elaborados con productos de la zona, entre sus platos se encuentran entrantes como la Crema de Salmorejo de Mango, con virutas de beicon y tartar de langostinos y papaya; pescados como el Atún Rojo de Almadraba con salteado de trigo y verduras maceradas en salsa Yakiniku; o carnes como el Solomillo Ibérico Braseado, gurupina con souflé de patata y cristal. Distintas propuestas para comer o cenar bajo el cielo sevillano.