• 1

Mapa de las malas prácticas turísticas con animales

  • Muchos países organizan peleas de gallos como atractivo turístico
    Muchos países organizan peleas de gallos como atractivo turístico

Tiempo de lectura 4 min.

13 de marzo de 2015. 11:39h

Comentada
13/3/2015

Los paseos con elefantes en Tailandia, las corridas de toros en España, las peleas de gallos en Perú o monos adiestrados para robar carteras en Bolivia son algunos ejemplos que recoge un nuevo mapa digital de la Fundación FAADA para advertir a los turistas de malas prácticas con animales, informa Efe.

El mapamundi, accesible desde www.turismo-responsable.com, ha sido creado para que todas las personas puedan ver, antes de viajar a un país, algunas de las prácticas que se hacen con animales "y puedan viajar de manera responsable con ellos", ha explicado a Efe la coordinadora de FAADA, Giovanna Constantini.

En el mapa, habilitado desde la semana pasada, aparecen todos los países y las cosas que se hacen con animales para atraer a turistas, desde paseos con elefantes en muchos países asiáticos, hasta los tradicionales recorridos en carro de caballos en Alemania, o los trayectos en camello en Tenerife o Egipto.

También advierte sobre tradiciones vendidas turísticamente, como la "caza enlatada" en Sudáfrica, para que los turistas puedan disparar a los leones en áreas cerradas.

El mapa asegura que, en España, las corridas de toros se celebran con animales "drogados y confundidos, apuñalados varias veces hasta la muerte".

Y hace una mención específica a las fiestas de San Fermín de Pamplona: "Es un lindo atractivo turístico" correr por las calles de una ciudad rodeado de toros hasta una plaza "donde luego son asesinados en frente de miles de espectadores".

También advierte a los turistas que de lo lindo y romántico a la explotación animal hay una delgada línea y pone como ejemplo los paseos en carro de caballos en Sevilla, Madrid o Barcelona, donde, según la Fundación, no resulta tan romántico "para los animales, que trabajan largas jornadas, arrastrando pesadas cargas".

Mejor montar un avestruz que un caballo es lo que ofrecen en Mallorca, donde algunas granjas informan a los turistas de la posibilidad de hacer carreras a lomo de avestruces, "en un intento de explotar a estos animales más allá de su carne y sus plumas", denuncia el mapa cuando clicas sobre las Islas Baleares.

Según ha explicado Constantini, uno de los países que más maltrata a los animales es Tailandia, donde hay 5.000 elefantes, de los que 3.800 se encuentran en cautividad, "y la gran mayoría de ellos son utilizados para paseos, obligados a exhibirse en espectáculos denigrantes" y para ser fotografiados como recuerdo de viaje o para que el animal dé masajes a los visitantes.

En países de América del Sur, como Perú, Bolivia o Colombia, organizan peleas de gallos como gran atractivo turístico y, según el mapa, son "mostrados a lo grande, como un partido de fútbol, en grandes estadios, donde los asistentes pueden ver a dos gallos enfrentarse hasta la muerte, una batalla sanguinaria".

En Bolivia, ofrecen hacerse fotos con monos capuchinos que en realidad están entrenados para robar al turista.

"Numerosos animales pasan todo el día explotados más allá de sus límites, soportando pesadas cargas, mientras llevan a turistas a través de terrenos complicados a precios de ganga, a menudo bajo el sol abrasador, con poca sombra, agua y descanso", advierte el mapa.

Estos animales sufren insolaciones, heridas, palizas y lesiones como consecuencia de estas "experiencias turísticas" y el provecho económico que puedan ganar sus propietarios con estas actividades "pasa siempre por encima de su bienestar", añade la Fundación, ubicada en Barcelona.

Para concienciar sobre esta explotación turística, el mapa ofrece información para subsanar la ignorancia de los turistas que, con la cámara en ristre, desconocen lo que se esconde detrás de cada espectáculo o transporte animal.

"El mapa ha necesitado dos años de trabajo porque había mucha desinformación acerca del uso de animales en atracciones turísticas", ha subrayado Constantini, que ha recomendado otras alternativas éticas que los viajeros deberían elegir en vez de zoológicos, delfinarios, centros de tigres o "campamentos" de elefantes.

En el mapamundi también se puede consultar un listado de centros de rescate o proyectos de voluntariado que trabajan para la conservación y el cuidado de los animales.

En los diferentes destinos, también aparece un listado de ONG locales de protección de los animales, a las que los turistas pueden contactar en caso de querer hacer un donativo, una denuncia o encontrar un animal que necesita ayuda.

La Fundación FAADA ha invitado a todos los viajeros y profesionales del sector "a informarse antes de viajar, para evitar fomentar actividades que son dañinas para la fauna y lo pueden ser para las personas".

Últimas noticias