Zúrich para los amantes del fútbol

Museo FIFA

Museo FIFA
Museo FIFA

Después de dos años de obras, se acaba de inaugurar por todo lo alto, el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA, en la capital cultural y económica de Suiza: Zúrich. La FIFA instaló en esta ciudad desde 1932 su sede principal, y parece lógico pensar que este flamante y nuevo museo, tuviera aquí su sede. En sus cerca de 3.000 metros cuadrados de exposición repartidos en tres plantas, el museo ofrece una experiencia interactiva única. Despliega en sus vitrinas más de 1.000 objetos, 1.500 imágenes y 500 vídeos. La entrada al museo se realiza en la sala conocida como «Planeta Fútbol», un homenaje a cada una de las 209 federaciones de la FIFA, representadas por sus camisetas que, a modo de un arco iris, conforma uno de los mejores momentos en la visita al museo.

Descendiendo a la planta -2, se entra en el corazón histórico del museo. En la sección de los Orígenes, se rinde tributo a los pioneros del fútbol. Aquí se encontrarán tales como el silbato que el árbitro Colina utilizó en la final del 2002, la sudadera de calentamiento que utilizó Pelé, los diferentes balones y botas de algunos jugadores, con los que se han jugado los torneos, las notas tomadas por el árbitro Kreit durante el partido disputado en Wembley entre Inglaterra y Argentina en el Mundial de 1966, las camisetas de la Roja de Piqué y Capdevilla, etc. También se encuentran los paneles de todos y cada uno de los campeonatos del Mundo, desde el primero que se hizo en Uruguay, hasta el último en Brasil, donde hacen un resumen de los partidos principales, y vitrinas con los «tesoros recogidos» de ese campeonato en cuestión. El aficionado a este deporte –y el que no lo es– puede narrar el gol de Iniesta que nos dio el título, en una cabina de radio. Y al lado se encuentra la urna, donde está depositado el trofeo codiciado del mundo: La Copa del Mundo de la FIFA.