Casey King, el hombre de 317 kilos que se refugia en los videojuegos: "Allí no me juzgan"

"Un día normal para mí es levantarme sobre las 12 e imaginar qué voy a comer inmediatamente"

Casey King bañándose
Casey King bañándose

"Un día normal para mí es levantarme sobre las 12 e imaginar qué voy a comer inmediatamente"

A los 34 años de edad, la vida de Casey King se basa en dormir, comer y jugar a la consola. A través de los videojuegos, este hombre afirma encontrar "una vía de escape, un mundo donde puedo ser el Casey que quiero ser. Allí nadie me juzga por mi peso. Los videojuegos son el lugar por donde me escapo". Su rutina es montónona: "Un día normal para mí es levantarme sobre las 12, imaginar qué voy a comer y luego irme a la televisión, a los videojuegos y a la cama".

Su padre es su mayor apoyo. Cuando su madre le echó de casa por no buscar trabajo, fue su progenitor quien le acogió en su casa. Le ayuda a bañarse porque él, por sí solo, no puede hacerlo. "Quiero a mi hijo hasta la muerte, siento que es mi obligación... Pero creo que no debería seguir este camino", sentenció.