El yate hinchable con el que Amazon está triunfando

La compañía ha comenzado a comercializar una colchoneta con capacidad para seis personas que hace las veces de gran embarcación

Imagen del “yate para pobres”
Imagen del “yate para pobres”

La compañía ha comenzado a comercializar una colchoneta con capacidad para seis personas que hace las veces de gran embarcación

Cuando parece que Amazon ya tiene todo lo comercializable por existir en su servidor web, listo para que alguien pulse “Click” y un repartidor ya esté en la furgoneta de camino a su casa, viene y aparece con otro producto rompedor que rentabiliza en días: esta vez se trata de un “yate para pobres”, una barca hinchable de grandes dimensiones que alberga capacidad para varias personas.

Lo cierto es que da el pego: se trata de un flotador gigante que cuenta con una plataforma de nado trasero (una piscina pequeña), ocho posavasos y una hielera. Cuenta, también, con seis asientos cómodos para posarse y tomar el sol en pantanos o playas; al fin y al cabo, es lo que lo asemeja a un yate: su capacidad de transportar a varias personas y que puedan estar cómodas. Sus dimensiones son de seis metros de largo, tres de ancho y uno de alto. Sin embargo, no deja de ser lo que es: una colchoneta inflable más grande y más resistente con capacidad múltiple y no individual.

El producto, claro, tiene limitaciones. En el pack de compra no se incluyen ni remos ni bombas eléctricas; para inflar algo de tales dimensiones se necesitan, al menos, veinte minutos de aire continuo, algo realmente aparatoso si se tiene que llenar de manera manual. Se recomienda una edad mínima de uso de 14 años y no soporta más de 600 kilos. Además, su precio tampoco invita al ahorro: cuesta 330 euros. Un producto “low cost” que, aunque quizá no esté al alcance de todos, es un buen sucedáneo de ese crucero deseado... Más o menos.

Si no tiene piscina o prefiere no salir de casa, puede que prefiera otra de las opciones de Amazon: una bañera portátil con hidromasaje por cerca de 100 euros