MENÚ
jueves 21 septiembre 2017
03:55
Actualizado

Rajoy se afianza como ganador y saca 7,9 puntos a Sánchez, que sigue en caída

  • Image
A. Bartolomé.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de diciembre de 2015. 07:35h

Comentada

Enfilando la última semana de campaña, el Partido Popular ganaría las elecciones el próximo domingo con una horquilla entre 125 y 128 diputados –el 29,9 por ciento de los votos–, según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN, aunque supondría para el partido de Mariano Rajoy perder entre 58 y 61 escaños en el Congreso de los Diputados, alejándose de los 186 representantes que le otorgaron la mayoría absoluta –fijada en 176 escaños– que ha tenido durante esta legislatura, una marca histórica, pues los populares lograron en 2011 la segunda victoria más holgada de la democracia, tras los 202 diputados del PSOE de Felipe González en 1982.

El PSOE sería precisamente la segunda fuerza en la Cámara Baja, con 88/92 parlamentarios –el 22%–, que representan una pérdida de entre 18 y 22 representantes para el partido de Pedro Sánchez.

Por su parte, Ciudadanos debutaría en el Parlamento con 52/56 escaños –el 18,1%–, mientras que Podemos lo haría con 30/31 diputados –un 10,8%–.

Con estos datos, sería factible un Gobierno de PP y Ciudadanosambos sumarían entre 177 y 184 parlamentarios– tras un hipotético acuerdo entre Rajoy y Albert Rivera que sólo haría peligrar una alianza tripartita entre PSOE, Ciudadanos y Podemos –el partido de Pablo Iglesias y todas sus marcas alcanzarían hasta 51 escaños– que llegarían a los 189/199 representantes en su conjunto, suficientes para rebasar la mayoría en la Cámara Baja.

Izquierda Unida, que se presenta ahora junto a Unidad Popular, lograría según este sondeo una única acta, lejos de las ocho de hace cuatro años, lo que constituye una debacle para el partido que dirige Alberto Garzón.

UPyD se quedaría sin representación y perdería los cinco parlamentarios que las urnas le otorgaron en 2011, una caída que evidencia la crisis que viven las siglas que fundara Rosa Díez, ahora a cargo de Andrés Herzog. Tras las batallas internas que terminaron con la expulsión y salida de todos los críticos con la dirección, la formación magenta perdió toda representación en los parlamentos autonómicos. Según este sondeo, UPyD no logra acta alguna a pesar de los 82.000 votos que le asigna NC Report. Vox, que suma 101.000, tampoco logra representante.

Convergència y Unió, que tenía 16 escaños y se presenta ahora bajo las siglas de Democracia y Libertad, perdería casi la mitad de sus votos, lo que se traduciría en siete puestos en la Carrera de San Jerónimo. Una erosión que sin duda refleja la situación que vive el partido en Cataluña.

Unió, por su parte, lograría en solitario, después de su escisión con Convergència, dos representantes. Detrás quedan 37 años de la histórica federación catalana.

Amaiur, la coalición de la izquierda abertzale antecesora de EH Bildu, logró siete diputados en el Congreso en las elecciones de 2011 y ahora pierde uno.

El PNV, que consiguió cinco, suma ahora un escaño, que le equipara junto a Amaiur como referente del nacionalismo soberanista vasco en Madrid.

Por su parte, ERC experimenta una importante subida, al pasar de tres parlamentarios a ocho, que le darían la máxima representación del independentismo catalán en la Cámara Baja, mientras que la alianza entre Podemos, ICV y EUiA –En Común Podemos, cuya máxima aspiración es un referéndum vinculante sobre el futuro político de Cataluña– llegaría hasta nueve. ICV se presentó en solitario hace cuatro años y logró tres escaños.

El sondeo catapulta a Compromís desde su actual diputado hasta los seis escaños tras el pacto con Podemos en la Comunidad Valenciana.

El BNG, que sumó dos actas, perdería una, sin duda perjudicado por la irrupción en clave nacional desde Galicia de En Marea, la coalición electoral formada por Podemos, Anova y Esquerda Unida, que se estrenaría con 4/5 escaños.

Coalición Canaria, que ha apostado para estas elecciones por la renovación de sus listas, pierde uno de los dos parlamentarios que tenía hasta ahora en el Congreso.

Mientras, Geroa Bai, la coalición nacionalista que dirige Uxue Barkos, mantiene su único escaño en el Parlamento nacional, donde su mayor ambición es «la defensa del autogobierno» de Navarra.

Según esta encuesta, la participación sube un 6,9 por ciento, al pasar del 68,9% al 75,8%. El votante más fiel es el del PP, que mantiene una fidelización del 67,2 por ciento de sus electores. Los populares transfieren 1,8 millones de votos a Ciudadanos. Los nuevos votantes o aquellos que se abstuvieron hace cuatro años se convierten en el segundo pilar del partido de Rivera, al que aportan 1,2 millones de papeletas. El PSOE conserva el 8,4% de sus votantes. Mientras, el 33,8% de los sufragios de Podemos procede de nuevos votantes o electores que se abstuvieron en 2011. Su segundo proveedor de papeletas es el PSOE, que representa el 24,1% de votantes del partido de Iglesias.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs