MENÚ
martes 16 enero 2018
18:11
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«No tenemos constancia de una especial alerta sobre Andalucía»

Zoido preside en Sevilla la cumbre del G6 sobre terrorismo yihadista e inmigración ilegal

  • El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, en la reunión en Sevilla con sus homólogos de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia, y Marruecos de invitado
    El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, en la reunión en Sevilla con sus homólogos de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia, y Marruecos de invitado
M. González Q.  Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de octubre de 2017. 20:53h

Comentada
M. González Q.  Sevilla. 17/10/2017

Juan Ignacio Zoido presidió ayer en Sevilla la reunión del G6 de ministros de Interior de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia, con Marruecos como país invitado, centrada en analizar y poner en común las políticas de la UE sobre la lucha contra el crimen organizado, el terrorismo yihadista, la presión migratoria y el tráfico ilegal de seres humanos. En la Torre Sevilla, Zoido destacó que no se prevén medidas adicionales en Andalucía por riesgo de atentado. «No tenemos constancia de una especial alerta o alarma sobre Andalucía o alguno de los puntos de Andalucía», indicó, remarcando que se sigue en el nivel 4 sobre 5. Zoido adelantó que el tratamiento de la seguridad en espacios públicos contará con ayudas de la UE.

El ministro español agradeció la presencia en la cumbre a todos los miembros, así como de los comisarios europeos. Zoido agradeció también la solidaridad por los «terribles atentados de Barcelona y Cambrils», así como «el apoyo sin fisuras» al Gobierno de España por su respuesta a estos atentados. Esta cumbre fue anunciada en París el pasado 28 de agosto, donde ya se habló de la necesidad de reforzar la colaboración en materia antiterrorista. Zoido agradeció expresamente a Polonia «su generosidad por cederle el turno a España, ya que era el país al que le correspondía acoger esta reunión, que ha cambiado de sede, como gesto, tras los atentados recientes en España. El objetivo del encuentro era poner en común soluciones «en dos ejes temáticos fundamentales: las políticas migratorias y la lucha contra el terrorismo yihadista y la radicalización, que en este momento constituyen la mayor amenaza a la convivencia democrática de nuestras sociedades».

El encuentro versó sobre la búsqueda de «medidas efectivas» ante la situación migratoria en el Mediterráneo. El G6 defiende «una migración legal y ordenada, y la integración real de los inmigrante». Zoido subrayó la necesidad de diferenciar entre «refugiado e inmigrante», y «reforzar la política en materia de asilo y refugio» para dar «una respuesta armonizada». Para controlar los flujos migratorios en el Mediterráneo, señaló la necesidad de reforzar el control de fronteras y prevenir la inmigración irregular y la violación de derechos por el tráfico ilegal de personas. Entre las medidas citadas, habló de una «cooperación leal y clara» con los países de origen y tránsito. «Reforzar la cooperación con terceros países se ha demostrado que es clave y mejorar nuestra comunicación sobre los peligros que suponen las migraciones irregulares», indicó el ministro español. Zoido apuntó a la ayuda a estos países para «prevenir los movimientos»; «asistencia técnica sobre el control de fronteras marítima y terrestre»; y «continuar» favoreciendo el desarrollo de las rutas para crear «una alternativa sostenible» para los inmigrantes en los países de origen y tránsito. También coincidieron los países en apoyo el trabajo de Acnur y la OIM, como «organizaciones fundamentales» para el éxito de las medidas. Zoido puso en común «la amplia experiencia en España» como ejemplo, citando el caso de «la presión sobre Canarias» y los posteriores acuerdos con Mauritania, o de Italia con Libia.

En lo que respecta al terrorismo y la inmigración, señaló que «es fundamental» la colaboración con Marruecos. Uno de los acuerdos antiterrorista pasa por «reforzar» el intercambio de información; «intensificar las medidas de control de los precursores de explosivos», con medidas «para una relación más estrecha entre comerciantes y autoridades», y que «mejore la eficacia en la detección de transacciones que puedan resultar sospechosas»; y «trabajar en un equilibrio entre privacidad y seguridad», con el fin de que «los datos de las comunicaciones sean accesibles y poder reprimir el terrorismo». También se habló de «fomentar la colaboración público-privada» en lo relativo a «la industria de internet», para evitar su uso con fines terroristas. Otro punto importante es el acuerdo para «la formación de imanes y evitar que en los lugares de culto se puedan difundir mensajes extremistas» y «prevenir la radicalización en prisiones». Zoido señaló que las policías locales pueden ser «clave» en este punto. Asimismo, puso de relieve el apoyo a las víctimas de terrorismo, proponiendo «una carta europea de derechos de las víctimas de terrorismo para que el tratamiento sea el mismo en toda la UE». En España, «todas las víctimas de terrorismo tienen los mismos derechos y aspiramos» a que en toda Europa sea así para «dotarlas de asistencia y protección integral».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs