• 1

La versión más barata del nuevo iPhone X de Apple costará 1.159 euros

El dispositivo del décimo aniversario llega con reconocimiento facial, pantalla casi infinita y un diseño que sorprende, pero no asombra.

  • Image
    / Ap
S.T, Juan Scaliter.  Los Ángeles (EE.UU.).

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2017. 07:26h

Comentada
S.T, Juan Scaliter.  Los Ángeles (EE.UU.). 12/9/2017

Si ayer hubo un denominador común en toda la presentación, ese fue Steve Jobs, no sólo por el recinto inaugurado para esta presentación, que lleva su nombre, sino por el vídeo que abrió el evento y buscaba la emoción del público.

Una vez terminado, Tim Cook señaló la importancia que tiene la nueva sede de la empresa el Apple Park que nació en un «océano de asfalto» para convertirse en un gran bosque. Todo el edificio, diseñado por el arquitecto Norman Foster, utiliza 100% energías renovables. A fin de año ya estarán allí la mayoría de los empleados.

Luego llegó el turno de Angela Ahrendts, vicepresidenta de Retail, cuyo objetivo fue sencillo y es la base del éxito: vender la idea de Apple, no sus productos. En total 400 tiendas únicas en todo el mundo y 65.000 empleados. Entonces sí llegaron las presentaciones.

Lo primero que presentan es Apple Watch. El año pasado era el número dos, se vendió un 50% más y pasó a ocupar el número uno... hay truco, los tres primeros cuatrimestres se vendieron menos de dos millones en cada uno, el último vendió poco más de cinco, pero los dos primeros de 2017, volvió a descender.

La primera presentación fue la Serie 3 del Apple Watch, que cuenta con una función para analizar arritmias, una iniciativa llevada acabo junto a la universidad Stanford. El 19 de septiembre estará disponible la nueva generación. Tiene red incorporada y permite recibir llamadas y permite escuchar en streaming hasta 40 millones de canciones. Cuenta con un módem para conectarse a internet sin necesidad de llevar el iPhone en el bolsillo. No hay que cambiar el numero de teléfono. Es un 70% más rápido que la versión anterior. Ahora Siri puede hablar en el reloj. La serie 3 de SmartWatch tiene un 85% más velocidad de wifi y un 50% más eficacia. Su precio normal: 329 dólares y con red 399. Todavía no estará disponible para España con red pero sí en su otra versión a partir del 22 de septiembre.

Luego llega Apple TV, con 4 K, cuatro veces más de pixels que HD. Pero con HDR, que mejora la calidad de los pixels.

Y entonces llegó la manzana. Phil Schiller, vicepresidente de marketing mundial de productos de Apple, presentó el iPhone 8 (4,7 pulgadas) y el iPhone 8 Plus (5,5 pulgadas). En sus propias palabras «no hay otro dispositivo en nuestra historia que haya tenido tanto impacto como un iPhone» (y fue entonces cuando los libros lloraron). «Cambiamos la forma en la que nos comunicamos– continúa Schiller– y revolucionamos la seguridad y la privacidad. Nuestra cámara es la más popular para retratar las imágenes de la vida». ¿Qué tienen? Están construidos en lo que describen como el cristal más resistente hasta la fecha. Es resistente al agua y al polvo (IP 67), cuenta con Retina HD display. Gracias al software True tone, responde a la luz ambiente para adaptar las fotos con una luz similar a la de estudio, supuestamente. Los altavoces en estéreo, son un 25% más potentes. El chip es el A11, con 4.300 millones de transistores (el Kirin 970 de Huawei lleva casi un tercio más por centímetro cuadrado), lo que reduce el consumo de batería un 50% (su cámara de 12 MP, lleva dos sensores, lo que evita el ruido de la imagen y cuenta con una apertura de diafragma (¿real?) de 1,8 y un software que analiza en el momento la luz y la cambia para responder al ambiente. También se duplican los cuadros en cámara lenta.

Y está tan preparado para realidad aumentada que convocaron a los creadores de Directive Games para que presentaran un nuevo juego diseñado exclusivamente para smartphones.

Estarán disponibles, para reserva online, a partir del 15 de septiembre en tres versiones de colores plata, gris y oro. El iPhone 8 por 699 dólares y el 8Plus por 799 dólares.

Y, finalmente, el iPhone X (el iPhone 10). El diseño no es la gran novedad, seamos sinceros: han dado la vuelta a la manzana... y así solo se llega casi siempre al mismo sitio. Está construido a partir del mencionado supercristal y no es pantalla infinita, pero casi: 5,8 pulgadas y la resolución más alta de pixels por pulgada en cualquier iPhone. Tampoco tiene botón de inicio y es IP67. Su pantalla OLED (bien por eso), no lleva Retina Display sino Super Retina Display. La cámara está en posición vertical (no molesta, solo llama la atención). Se desbloquea con sistema de reconocimiento facial (Face ID) gracias al TrueDepth Camera System: una cámara infrarroja que proyecta millones de puntos en el rostro y luego los compara con la imagen nuestra que tiene guardada. Todo esto lo hace casi al instante gracias a una red neural biónica (un embrión de Inteligencia Artificial) que reconoce los rostros. Si el Touch ID tenía una posibilidad entre 50.000 de ser vulnerado, el Face ID la eleva a una en un millón. La cámara también actúa en «confabulación» con los Animojis o Emojis animados que escanean nuestro rostro y pueden ser congelados para enviar. La batería durará dos horas más que el iPhone 7 y también habrá carga inalámbrica. Entre tanta presentación, también aprovecharon para mostrar un nuevo cargador inalámbrico: uno que permite cargar el iPhone, el Apple Watch y los airpods. Se llama AirPower.

El nuevo iPhone X se puede reservar el 27 de octubre y comenzará a llegar a principios de noviembre en dos versiones, plata y negro, por 999 dólares.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs