En forma
Por DARÍO PESCADOR/ Autor de operaciontransformer.com

Por qué poner más huevos en tu dieta

Este alimento cambia el perfil del colesterol en sangre, aumentando el bueno y reduciendo el peligroso.
DIETA

Durante muchos años los huevos han tenido mala fama. Su contenido en colesterol hacía que fueran un alimento prohibido en las dietas de las personas con riesgo de padecer enfermedades cardíacas, e incluso se recomendaba que todo el mundo los evitara como prevención. Afortunadamente, la ciencia médica se corrige con el tiempo y la recomendación de la cantidad máxima de colesterol en la dieta se retiró hace dos años, ya que se ha comprobado que el colesterol que ingerimos no influye en el que hay en nuestra sangre. En varios experimentos en los que los participantes tomaban hasta tres huevos al día, se pudo comprobar que no solamente no tenía efecto en el riesgo de padecer enfermedades, sino que al contrario los huevos modificaban el perfil del colesterol en la sangre, aumentando el nivel de colesterol bueno HDL y reduciendo el número de partículas VLDL, la parte peligrosa del colesterol en la sangre. Por si fuera poco, la yema proporciona vitamina E, selenio, ácido fólico y colina, todos ellos nutrientes esenciales para el funcionamiento del cerebro y para prevenir la inflamación. Así pues, no hay motivo para que no te prepares una buena tortilla en el desayuno.

DEPORTE: Agacharse más puede ser positivo para ti

¿Eres capaz de ponerte en cuclillas, con los talones en el suelo, y aguantar en esa postura? La sentadilla profunda es una postura de descanso para muchas poblaciones en Asia y África; sin embargo en Occidente la silla nos ha quitado esta saludable costumbre. Contrariamente a lo que pueda parecer, ponerse en cuclillas no perjudica a las rodillas, sino que las fortalece y además previene los problemas de articulaciones. Los estudios realizados en aquellos países han podido comprobar que la incidencia de dolores de espalda es menor cuando la gente está acostumbrada a agacharse. También coincide con que es la postura más natural para evacuar tu intestino, y se ha podido ver que hacerlo en cuchillas previene el estreñimiento. Si te resulta complicado ponerte en esta postura, es probable que te falte flexibilidad en la cadera o en los tobillos. La solución es progresar poco a poco. Una vez se domina la postura agachada, el tronco está literalmente colgando entre las dos piernas, y no hace falta un gran esfuerzo. Hacer una sentadillas profunda al día puede ayudarte a mejorar tus problemas de espalda. Empieza practicando cinco minutos cada mañana y poco a poco incrementa el tiempo. Verás la diferencia.

MENTE: Un truco que usan los militares para dormir

Uno de los problemas de las personas con insomnio es la dificultad para conciliar el sueño. Aunque estén en la cama con la luz apagada, las ideas les dan vueltas y en la cabeza y no consiguen dormir. La falta de sueño afecta a tu salud, y aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes. Las fuerzas especiales del ejército de Estados Unidos tienen que dormir siempre que sea posible, y no se pueden permitir el lujo del insomnio. Recientemente se ha publicado una técnica que estos soldados emplean para quedarse dormidos en dos minutos, incluso en los entornos más hostiles. El primer paso es relajar progresivamente los músculos en la cara, la mandíbula, y los ojos. Después, dejar caer los hombros hacia atrás, seguidos por los brazos hasta que reposen sobre la cama, y hacer lo mismo con las piernas mientras se respira profundamente. A continuación hay que pensar en una imagen placentera, como por ejemplo estar sobre una barca en un lago en calma mirando al cielo despejado. Otra técnica es repetir mentalmente la frase «no pienses, no pienses, no pienses» durante 10 segundos. Tras unas seis semanas de práctica, el truco funciona para el 96% de la gente.