Manzanares en el Club de Directivos de Andalucía: «Estamos en la era de la inteligencia»

El presidencia de Ayesa ofrece un amplio análisis sobre los cambios experimentados por la sociedad y economía actuales

Conferencia de José Luis Manzanares
Conferencia de José Luis Manzanares Conferencia de José Luis Manzanares

El presidente de Ayesa, firma especializada en ingeniería, tecnología y consultoría, José Luis Manzanares, participó ayer en los desayunos del Club de Directivos de Andalucía, en el Instituto de Estudios Cajasol, en Tomares (Sevilla), donde fue presentado por el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido. En su presentación, Pulido se refirió a Manzanares como «un auténtico paradigma de empresario emprendedor y comprometido» que, tras comenzar en 1966 «con una modesta oficina, ha levantado una empresa que emplea a más de 4.700 profesionales, con oficinas en Europa, América, África y Asia». Ante los más de 100 directivos asistentes, Pulido ha alabó también a Ayesa por la búsqueda de «la excelencia en los servicios, que le ha granjeado un prestigio y reputación en todo el mundo».

Manzanares, por su parte, ofreció un amplio y diverso análisis sobre los cambios experimentados por la sociedad y economía actuales, y comentó que «jamás en la vida se ha vivido tanto cambio, y por primera vez aparece un cerebro común. Es una nueva era, la era de la inteligencia», remarcó.

El público quiso conocer su posición ante las últimas noticias sobre el Gobierno de España, y el empresario se mostró «optimista y confiado». «España es un país maravilloso que se supera siempre, y por otra parte creo firmemente en la fuerza de nuestras alas», indicó.

Durante su intervención, el empresario mostró su interés por el estudio de la evolución social, económica y tecnológica, y analizó el ordenador personal, las telecomunicaciones e internet como conectores del mundo y generadores de lo que él define como «cerebro de la especie».

Todo esto hace que aparezca la «Economía del conocimiento», que «se sustenta en la globalización –que ha abierto los ojos del planeta– y en el conocimiento, con la información como materia prima». «La economía del conocimiento cambia nuestras vidas en todos los aspectos», señaló el presidente de Ayesa, quien en esa línea agregó que «se vende información política, económica, lúdica y también información perniciosa y falsa».