Entre la Cuaresma y la cuarentena

“No hay ninguna información por parte de la autoridad sanitaria de que haya riesgo que obligue a que eventos o concentraciones multitudinarias de personas deban suspenderse”, señaló el alcalde de Sevilla

El rito de la imposición de la ceniza marca el inicio de los cuarenta días cuaresmales como tiempo de preparación para la Resurrección de Cristo
El rito de la imposición de la ceniza marca el inicio de los cuarenta días cuaresmales como tiempo de preparación para la Resurrección de CristoManuel Olmedo

La imposición de la ceniza marca el inicio de la Cuaresma. Ceniza de la quema de las palmas que conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén el Domingo de Ramos. El rito marca el arranque de los cuarenta días cuaresmales como tiempo de preparación de cara a la Resurrección de Jesús. La fecha coincide con el «entierro de la sardina» del Carnaval. De ahí la costumbre católica de dedicar este tiempo a la renuncia, al sacrificio y al rezo. En Andalucía arrancan los cultos y viacrucis en las hermandades; se visten a las Dolorosas de hebrea y se preparan las túnicas. El aroma a incienso con la primavera anticipada se mezcla con el azahar. Es el tiempo de la vigilia, más aún si cabe ante la encrucijada mundial con una pandemia –de momento de gravedad limitada– «ad portas» como la del coronavirus. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, desde el primer momento llamó a la prudencia y a no hacer especulaciones sin sentido ahora mismo. Espadas pidió «responsabilidad» y «no alarmar» tras la confirmación del primer caso en Sevilla. No se ha planteado ninguna alternativa ni medida de cara a la Semana Santa. «No hay ninguna información por parte de la autoridad sanitaria de que haya riesgo que obligue a que eventos o concentraciones multitudinarias de personas deban suspenderse», señaló el regidor hispalense. El pánico es ahora mismo más expansivo que la enfermedad. Precisamente, un AVE fue detenido en Sevilla para su desinfección después de que dos pasajeros aseguraran que habían estado en contacto con dos portadores del virus. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, también hizo un llamamiento a la calma tras confirmar el primer caso. «No es una buena idea generar alarma o vaticinar qué es lo que va a pasar dentro de un mes, dos o tres», dijo Espadas en referencia a la Semana Santa y la Feria de Abril.