El Observatorio para la Libertad Religiosa pide “explicaciones” a Marlaska por el desalojo de la Catedral de Granada

El PP llevará al Senado la suspensión de los actos litúrgicos del Viernes Santo y estudiará las posibles consecuencias penales

La presidenta del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) ha enviado una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pidiendo “explicaciones” y mostrando su “malestar” ante la suspensión de misas en el transcurso de su celebración que ha tenido lugar en diferentes puntos de España durante la Cuaresma y la Semana Santa, como el pasado viernes, en la Catedral de Granada, unos hechos con los que, según denuncia, “se está vulnerando la libertad religiosa”.

Asimismo, la presidenta del Observatorio ha escrito al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, para solicitar que su grupo parlamentario haga una pregunta al Gobierno en el Congreso de los Diputados sobre estas medidas.

El estado de alarma sí permite la asistencia al culto religioso. Sin embargo, la Policía Nacional, algunas policías locales y los Mossos se han dedicado estos días de Semana Santa a suspender misas que estaban siendo celebradas con las medidas adecuadas de seguridad, e incluso en casas privadas con la única asistencia de los religiosos que allí vivían”, ha explicado la presidenta del OLRC, María García.

Durante estos días, según ha precisado, han sido canceladas, “al menos”, cuatro misas, la última el pasado Viernes Santo en la Catedral de Granada, cuando la Policía Nacional desalojó el templo porque había 20 fieles. Si bien, según la presidenta del OLRC, “se cumplía la distancia de seguridad” porque “en un templo de estas características entran miles”.

El Real Decreto por el que se declara el estado de alarma dice en su artículo 11 que “la asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro”.

Ante esta situación, el PP llevará al Senado la suspensión de los actos litúrgicos del Viernes Santo en la Catedral de Granada, a la que accedió la Policía Nacional para pedir a una veintena de fieles que asistían a la misa, oficiada en ese momento por el arzobispo, que desalojaran el templo, aunque no hubo sanciones.

El senador del PP José Robles ha manifestado en un comunicado que quieren saber “qué ordenes se dieron y quién fue el superior político que ordenó a la policía el desalojo de la Catedral”.

En su opinión, fueron las “improvisadas decisiones” de la subdelegada del Gobierno central en Granada, Inmaculada López-Calahorro, las que derivaron en la suspensión de los oficios litúrgicos del Viernes Santo en la Catedral de Granada.

Ante la “falta de claridad” en las explicaciones, Robles señala que exigirán responsabilidades en el Senado y estudiarán las posibles consecuencias penales por “conculcar derechos fundamentales como la libertad religiosa”.

El senador pide además el cese “inmediato” de la subdelegada del Gobierno por su “bochornosa” gestión de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, “su manifiesta ausencia de liderazgo y sus continuos errores y rectificaciones en medio de esta grave situación”, lo que evidencia, dice, su “incompetencia”.

También ha criticado que remita cartas a alcaldes para prohibir que los agentes de la Policía Local participen en felicitaciones a vecinos durante el estado de alarma, decisión que, dice, fue desautorizada por sus superiores “en menos de veinticuatro horas”.