La Junta pedirá al Gobierno ayudas directas para salvar la industria auxiliar vinculada a la aeronáutica

El sector, que depende en un 80 por ciento de Airbus, es el segundo en facturación de España y primero en exportaciones

El consejero andaluz de Economía, Rogelio Velasco, ha anunciado este lunes que pedirá a la ministra de Industria, Reyes Maroto, con quien se reunirá la próxima semana, “ayudas directas” para evitar la desaparición de las empresas auxiliares del sector aeronáutico.

Velasco quien ha comparecido en la comisión para la reactivación de Andalucía tras la crisis del coronavirus del Parlamento autonómico, ha informado de que la ministra ha aceptado reunirse con la Junta para abordar la crisis de la industria aeronáutica y los planes de ayuda, como había pedido el consejero en varias ocasiones.

El sector aeronáutico andaluz es el segundo en facturación de España y primero en exportaciones, y depende en un 80 por ciento de Airbus, que cuenta con cuatro factorías en la comunidad autónoma, afectadas por las dos oleadas de despidos anunciados por el consorcio aeronáutico europeo para sus divisiones de aviación comercial y de defensa, que suman unos quinientos ceses laborales en Andalucía

"Hay que intentar por todos los medios que las empresas pequeñas que trabajan para los grandes grupos tractores, como Airbus o Boeing no desaparezcan", ha opinado el consejero.

Ha añadido que estas empresas auxiliares deben de recibir ayudas directas y "lo más generosas posibles" para "que no se pierdan de manera irreparable", lo que causaría "un gran daño" al sector aeronáutico y la pérdida de "empleos muy cualificados".

Velasco ha reiterado su petición de entrevistarse con Maroto tras conocerse la segunda oleada de despidos anunciada por Airbus en España, esta vez para casi 900 empleos de su división comercial, 151 de ellos en la factoría de Puerto Real (Cádiz) cuya viabilidad futura está cuestionada después del cierre del programa del avión A380, su principal proyecto.

Estos despidos se suman a los casi 800 planteados por Airbus en febrero para las plantas españolas de su división de defensa, que afectan a 135 trabajadores de su factoría de El Puerto de Santa María (Cádiz), 118 en la sevillana de Tablada, y otros cien en la de San Pablo, junto al aeropuerto hispalense y donde se ensamblan los aviones de transporte militar A400M, C295 y CN235.

Además de estas dos oleadas de despidos, Airbus aplica un ERTE a más de tres mil de sus doce mil trabajadores que componen su plantilla en España.