El PP pide la dimisión del alcalde de Huétor Tájar por permitir un partido “a puerta abierta” pese a las restricciones

Los populares señalan que “lo más grave” es que el regidor se encontraba en el bar de las instalaciones del campo de fútbol con 60 personas más

El portavoz local del PP de Huétor Tájar, Javier Funes
El portavoz local del PP de Huétor Tájar, Javier Funes FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) PP

El PP ha exigido la dimisión del alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado (PSOE), al que ha acusado de permitir la celebración de un partido de fútbol “a puerta abierta”, a pesar de que la federación no permite eventos deportivos con público en la provincia de Granada por las restricciones frente al covid-19.

El PP ha indicado en un comunicado que “lo más grave” es que el regidor se encontraba en el bar ubicado en las instalaciones del campo de fútbol con sesenta personas más, “con la persiana cerrada, sin respetar aforo ni horario, puesto que superaron el cierre impuesto de las seis de la tarde a comercios y bares”.

El portavoz del PP de Huétor Tájar, Javier Funes, ha explicado que, a causa de tales “irregularidades”, se personaron en el campo “Miguel Moranto” de la localidad en la tarde del 5 de diciembre agentes de la Guardia Civil y Policía Local.

Hicieron constar en su informe, según el PP, que en la cantina del campo había más de sesenta personas, entre ellas el alcalde de Huétor Tájar, junto a supuestamente socios del equipo de fútbol local, que se superaba el aforo permitido y se habían saltado el horario de cierre de las seis de tarde.

Además, en las gradas del campo había 22 personas, supuestamente miembros de las directivas de ambos equipos, cuando no está permitida la presencia de público en los eventos deportivos, ha indicado el popular.

Funes ha censurado los argumentos para justificar la celebración del evento a puerta abierta, la presencia de público y que la cantina estuviera “llena de supuestos socios viendo el partido mientras consumían en el bar pasadas las seis de la tarde”.

El PP ha detallado que tanto Delgado como representantes del CD Huétor Tájar aludieron a un permiso especial de la Federación Española de Fútbol.

“Lo que no han podido justificar con supuestos permisos es qué hacían sesenta personas en el bar con la persiana bajada”, ha añadido Funes, que ha recordado que Huétor Tájar es uno de los pueblos con mayor índice de contagios por coronavirus de la provincia de Granada.

Posteriormente, el Ayuntamiento de Huétor Tájar ha respondido a través de un comunicado que el referido partido, entre el Huétor Tájar y el Loja, se celebró “a puerta cerrada”, y que no hubo denuncia ni de la Policía ni de la Guardia Civil.

Según el consistorio, este derbi se celebró cumpliendo con toda la normativa frente al coronavirus y con la presencia de 23 personas en las gradas, entre periodistas, directivos de los dos equipos, cuerpo técnico y jugadores que no habían sido convocados, cuando en una situación normal a un partido de este tipo hubieran asistido más de mil espectadores.

Además, en la cantina del campo de fútbol apenas había 30 personas (cuando el aforo es de 90), que en todo momento llevaron mascarillas y distancia de seguridad, y a las 18 horas cerró sus puertas, tal y como establece la ley vigente.

El alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado, ha acusado a Funes de hacer “un nuevo montaje” para lanzar mentiras en forma de acusaciones muy graves al propio regidor y al CD Huétor Tájar y su directiva, “de quienes ha dicho en público en numerosas ocasiones que quiere acabar con ellos”.