Andalucía prefiere un ocio «reglado» frente al cierre total de la actividad

La comunidad andaluza recibe un 43,7 por ciento menos de dosis en una semana en la que baja el umbral de vacunación a los 29 años

Un camarero recoge el mobiliario de la terraza de un bar
Un camarero recoge el mobiliario de la terraza de un bar FOTO: María José López Europa Press

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, señaló que el Ejecutivo andaluz no tiene prevista ninguna medida nueva con respecto a la covid dentro de la desescalada planteada, ya que no se ha ido avanzando. En cuanto al ocio nocturno, afirmó que «a corto plazo» no se plantea el cierre, ya que «lo mejor es un ocio reglado». Moreno se pronunció de este modo a preguntas de los periodistas en Algeciras (Cádiz) después de que Andalucía sumara su tercera jornada por encima del riesgo extremo al registrar una tasa de 279 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Moreno afirmó que le han dado «1.000 vueltas pero es muy difícil ponerle puertas al campo». Así, explicó que «a la gente joven no se le puede encerrar, salvo que hagas un toque de queda» y «al final, si no van a un ocio reglado, que están vigilantes y tiene unas normas, se van a un parque, a una playa, a una nave o a casa de un amigo».

«Creemos que vehiculizándolo por ahí, por un ocio organizado, es más efectivo que cerrándolo. Vamos a ver cómo va evolucionando, aunque no descartamos nunca nada», remarcó.

Moreno hizo estas declaraciones en una jornada en la que se conoció que durante el domingo y el lunes se sumaron 3.169 contagios y un fallecido. Por provincias, Málaga se sitúa nuevamente como la que más casos suma con 1.281, seguida de Cádiz con 485, Sevilla con 338, Granada con 337, Córdoba con 231, Jaén con 203, Huelva con 151 y Almería con 143. El fallecido en la región se registra en Granada. En cuanto a los hospitalizados, hay 32 más en las últimas 48 horas, ascendiendo el total a 545. En las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) hay 118 pacientes.

De otro lado, Moreno advirtió de que ya se están recibiendo menos vacunas, un 43,7% menos esta semana, lo que implica que se bajará el ritmo de vacunación que tenía Andalucía hasta ahora. Además, hizo un llamamiento a vacunarse a todas aquellas personas que todavía no lo han hecho, «por las circunstancias que sean», aún estando en el rango de edad. «Tenemos un problema que ya se empieza a notar esta misma semana y es que a partir de la segunda quincena de julio recibimos bastantes menos vacunas», sostuvo, además de concretar que esta semana se reciben un 43,7% menos de vacunas respecto a la semana anterior, por tanto serán 470.118 dosis frente a las 835.000 de la pasada semana.

Por ello, el ritmo de vacunación en Andalucía «disminuye, y no por voluntad de la Junta, sino porque no llegan más vacunas por parte del Gobierno y de Europa y no se va a poder seguir avanzando con el ritmo que se tenía hasta ahora».

El presidente recordó que en Andalucía se han administrado el 97% de las vacunas, lo que significa que de las 8.836.220 recibidas se han puesto 8.601.590 dosis. Asimismo, indicó que se llegó a una cifra nueva, la de cinco millones de andaluces vacunados con al menos una dosis, lo que supone el 70,3% de la población a vacunar.

Junto a ello, la Consejería de Salud informó de que hoy abrirá las autocitas de la vacuna para las personas nacidas en 1990, 1991 y 1992, es decir, que cumplen o han cumplido 31, 30 o 29 años durante todo este año.

En cuanto a las restricciones, el TSJA rechazó el cierre perimetral acordado por la Junta para el municipio jiennense de Peal del Becerro por falta de motivación. Así, el auto señala que «una medida reglamentaria que afecta de forma tan intensa a los derechos fundamentales requiere una mayor motivación, y no bastan, como señala el Tribunal Supremo, ‘meras consideraciones de conveniencia, prudencia o precaución’». Por su parte, Conil hace obligatorio el uso de la mascarilla y pide el toque de queda.