Un empresario se sube a una grúa en Sevilla para exigir el pago de 30.000 euros

El subcontratista pasó casi 24 horas en riesgo hasta que la Policía logró convencerlo para que se bajara y fue detenido por desórdenes públicos

El empresario subcontratistas de las viviendas de Cisneo Alto se encaramó a una grúa por un conflicto laboral, mientras un mediador  de la policía nacional intentó convencerlo para que desistiera. María José López / Europa Press
El empresario subcontratistas de las viviendas de Cisneo Alto se encaramó a una grúa por un conflicto laboral, mientras un mediador de la policía nacional intentó convencerlo para que desistiera. María José López / Europa Press FOTO: María José López Europa Press

Un empresario de la construcción sevillano se ha llevado casi 24 horas subido a una grúa de una obra a gran altura en demanda de que se le pague una factura de unos 30.000 euros que reclama a la empresa municipal de vivienda del Ayuntamiento de Sevilla, Emvisesa. Finalmente, la Policía logró convencerlo para que se bajara.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el empresario se subió a la grúa este martes en una obra que Emvisesa promueve en la calle ‘Cisneo Alto’.

El empresario, en lo alto de la grúa. María José López / Europa Press
El empresario, en lo alto de la grúa. María José López / Europa Press FOTO: María José López Europa Press

Al parecer, mantiene desde hace años discrepancias con la empresa en torno al pago de la factura, y, a su vez, problemas de pago a sus propios trabajadores.

Un equipo de mediadores de la Policía Nacional trabajó varias horas hasta que logró que se bajara. Posteriormente, fue reconocido por personal médico para valorar su estado de salud.

Posteriormente, la Policía Nacional detuvo por un presunto delito de desórdenes públicos al empresario propietario de una subcontrata de Vialterra, la empresa adjudicataria de la construcción de las viviendas protegidas promovidas por la Empresa Municipal de Vivienda de Sevilla (Emvisesa) en el sector de Cisneo Alto, en el Distrito Macarena, que se había hecho fuerte en una grúa pluma de la obra a varios metros de altura por un conflicto económico con la constructora.

Un portavoz policial ha explicado a los medios de comunicación que después de que poco antes de las 8 horas de esta mañana este varón comenzase a protagonizar esta situación a varios metros de altura en el mástil de la mencionada grúa pluma, por “diferencias económicas” con la constructora a la que Emvisesa ha encargado la construcción de estas viviendas protegidas, la Policía Nacional ha entablado “una larga negociación” con él, “a través de la empresa responsable” del proyecto de obras.

Tras varias horas de negociación, la Policía Nacional ha “conseguido” que este hombre “accediese a bajar” de la grúa pluma, tras lo cual los agentes le han detenido por un posible delito de desórdenes públicos, por el cual serán abiertas diligencias y “se dará cuenta a la autoridad” judicial.

Efectivos de la Policía Nacional acompañan al empresario de la construcción sevillano que estuvo casi 24 horas subido a una grúa. EFE/ Raúl Caro
Efectivos de la Policía Nacional acompañan al empresario de la construcción sevillano que estuvo casi 24 horas subido a una grúa. EFE/ Raúl Caro FOTO: Raúl Caro EFE

El citado empresario subcontratista, que ha atendido a los medios de comunicación presentes en Cisneo Alto vía telefónica, aseguraba que “hace 25 días se produjo un positivo por Covid-19” en su empresa y “cuando acudimos de nuevo a la obra nos habían rescindido el contrato”.

“Vialterra pidió las nóminas de los trabajadores el jueves pasado y sabe lo que tienen que pagar, pero quiere hacer una negociación a la baja con los sueldos”, afirmaba, subrayando que no bajaría de la grúa hasta que queden solucionados unos pagos que fijaba en cerca de 60.000 euros.

De su lado, fuentes municipales han indicado a Europa Press que se trata de un empresario de una subcontrata de la empresa adjudicataria de la obra, que se encontraría “en un conflicto con sus trabajadores y con la empresa adjudicataria” de las obras de estas viviendas municipales. Así, se habría subido a esta grúa como herramienta de presión para encontrar una solución a la situación.