Toni Martín: «El modo de entender la mayoría absoluta en Andalucía era la apisonadora»

El portavoz del grupo parlamentario popular confía en “construir la verdad y el futuro de la comunidad con la oposición”

El portavoz del grupo parlamentario popular, Toni Martín
El portavoz del grupo parlamentario popular, Toni Martín FOTO: Kiko Hurtado La Razón

A pesar de la mayoría absoluta conseguida el pasado 19-J, el PP viene ofreciendo diálogo a la oposición y se muestra contrario a aplicar el rodillo en la Cámara andaluza. Toni Martín, nuevo portavoz del grupo parlamentario popular, es uno de los encargados de mantener viva esa consigna durante la legislatura.

Dijo en la sesión de investidura que termina la legislatura del cambio y empieza la del impulso. Sin embargo, no se avecinan buenos tiempos en lo económico para este empuje.

Con decisión y buena gestión las cosas van bien, aunque sea navegando contracorriente. Esto ya ha pasado. En esta legislatura del cambio Andalucía ha avanzado y es fácil demostrarlo viendo las cifras socioeconómicas. Esto ha sido posible en el contexto de una pandemia mundial. El modelo no hay que cambiarlo, sino impulsarlo. Lo que viene es complejo. Va a haber una desaceleración del consumo cuando pase el verano y el problema de la inflación empeorará. Además, las medidas del Gobierno central son parches que buscan que alguien pague la subida de precios.

¿La portavocía del grupo parlamentario popular es un premio a su dedicación al partido durante estos años?

Me considero un colaborador muy cercano a Juanma Moreno desde que llegó a Sevilla, además de un conocedor profundo del PP de Andalucía y del Parlamento. Sigo la actividad parlamentaria desde hace décadas y he sido diputado en la última legislatura. La mezcla de esas cosas da como resultado que Juanma haya podido pensar en mí para ponerme al frente del grupo parlamentario popular en este periodo. No sabemos si los partidos van a responder a nuestra oferta de diálogo o vamos a asistir al teatrillo que en otras ocasiones hacían.

¿Cómo se gestiona una mayoría absoluta sin que se note?

Es la primera vez que un partido tiene mayoría y va a intentar gobernar para todos y con todos. Se gestiona sentándose de verdad en la mesa para negociar cualquier tema importante. El diálogo comienza si uno quiere que lo haya. Estoy seguro de que se puede. La sociedad no asume todavía los acuerdos entre las grandes fuerzas políticas, porque supone un desgaste para el que cede. Cuando Espadas era alcalde de Sevilla nosotros facilitamos que él aprobara los Presupuestos, porque era bueno para Sevilla.

¿Por eso el presidente habla en términos de mayoría suficiente y no de mayoría absoluta?

El término tiene un carácter peyorativo por cómo se ha utilizado a lo largo de los años. Me acuerdo de una ocasión en la que presentamos 6.000 enmiendas al proyecto de Presupuestos de un Gobierno socialista y las rechazaron absolutamente todas. El modo de entender la mayoría absoluta en Andalucía era la apisonadora. Queremos diferenciarnos de esa manera de hacer política. Queremos construir la verdad y el futuro de Andalucía con las aportaciones de la oposición.

De todas formas, los números son los números y se aprobarán medidas y leyes con los votos en contra de toda la oposición.

La intención de dialogar y acordar no está reñida con la determinación, que no es sinónimo de arrogancia o prepotencia. Espero que no intenten frenar el avance de Andalucía o utilizar esta mano tendida para alargar o retrasar la entrada en vigor de medidas que pueden ser buenas para la comunidad.

¿Cuáles son las líneas principales que marcará el PP en la negociación del Presupuesto?

Seguimos apostando por priorizar políticas sanitarias, educativas y sociales y por la reforma fiscal, que supone bajar impuestos. Se ha demostrado que bajando impuestos los ciudadanos son los que tienen el dinero en el bolsillo. Junto a ello, la simplificación administrativa. Apostamos por una economía basada en la sostenibilidad y en la lucha contra el cambio climático. Son las bases iniciales. En los tres Presupuestos que se aprobaron en la anterior legislatura incorporamos más de 200 enmiendas de la oposición. Eso es toda una declaración de intenciones.

¿Qué forma tomará definitivamente la ampliación de regadíos de Doñana? ¿Hay suficiente consenso?

Es una iniciativa compleja. Aquí uno tiene que decidir si defiende a los andaluces o a sus jefes en Madrid. Una de las claves es que el Gobierno tiene que acometer las obras hidráulicas pendientes. Espadas tiene que decidir si está con tantas personas que necesitan vivir de sus cultivos o prefiere ponerse de parte de Pedro Sánchez.

¿Cuál fue la clave del éxito del PP en las pasadas elecciones: el voto prestado, la figura del candidato, la gestión realizada o el rechazo al Gobierno central?

En primer lugar, el liderazgo de Juanma Moreno, que ha conseguido que los andaluces se sientan bien representados por él. Antepone la gestión a los aspectos ideológicos. Otros partidos equivocaron el discurso, actuaron como sucursales o fallaron en sus campañas. Durante la pandemia se generó una conexión emocional entre Juanma Moreno y una inmensa mayoría de andaluces.