200 gramos de pan al día para prevenir la obesidad infantil

Pese a la creencia popular de que comer pan favorece el aumento de peso, numerosos estudios avalan su consumo entre los más pequeños

Barras de pan recién salidas del horno en un obrador.
Barras de pan recién salidas del horno en un obrador.

Pese a la creencia popular de que comer pan favorece el aumento de peso, numerosos estudios avalan su consumo entre los más pequeños

“El pan es mucho más sano que otros productos consumidos por los niños, pues contiene tan solo hidratos de carbono, vitaminas y agua y no contiene grasas, que es el principal causante de la obesidad infantil”, declara Rosa María García Alcón, dietista y nutricionista de ALCER Madrid.

A pesar de la creencia popular de que el consumo de pan favorece el aumento de peso, son numerosos los estudios que avalan el consumo de pan y cereales entre los más pequeños debido a sus numerosos beneficios saludables. Los nutrientes y vitaminas que aportan estos alimentos a la dieta son la base de un régimen saludable y equilibrado. “La cantidad recomendada al día de pan depende de la actividad física del niño. Lo aconsejado son alrededor de 200 gramos al día, repartido entre todas las comidas. Siempre y cuando tenga una actividad física adecuada es un error pensar que los hidratos de carbono engordan más que el resto de nutrientes. Lo suyo es practicar ejercicio tras ingerirlos para que no se conviertan en grasas”, explica García Alcón.

Según la última Encuesta Nacional de Salud, los datos referidos a la población infantil, de 5 a 14 años, reflejan que el 89,65% de los niños y el 87,71% de las niñas consumen pan y cereales a diario. Para García Alcón estos datos son significativos pues “llama la atención que no sea el 100% de los niños los que consumen pan a diario. Los estudios relacionan consumo de pan con sobrepeso en niños pero el consumo de pan ha bajado y, sin embargo, la obesidad infantil ha aumentado, por lo que se puede extraer que el pan no es la causa. Son otros muchos los factores que provocan los problemas de peso, como el sedentarismo o las comidas muy calóricas y en abundancia”.

Los beneficios del pan no sólo se reducen a su bajo contenido en grasas; también su consumo diario durante la infancia ayuda a presentar “un menor porcentaje de sobrepeso y obesidad, una ingesta más adecuada de nutrientes,tienen dietas más equilibradas, poseen un menor índice de masa corporal y registran mejores indicadores de riesgo cardiovascular”, según una investigación realizada por el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.

En España la población infantil ha sido el grupo que más ha notado las modificaciones que ha sufrido la dieta en los últimos años y, desde la campaña ‘Pan Cada Día’, propuesta de la cadena de trigo, harina y pan, quieren promover mejores hábitos alimentarios, así como los beneficios saludables de la ingesta de estos alimentos en las principales comidas del día.