«Ninguna fruta está contraindicada»

María José Tapia: «Tomar de postre una pieza es mucho más saludable que si se eligen otras opciones como postres, lácteos o dulces»

María José Tapia, médico especialista en Endocrinología de la SEEN
María José Tapia, médico especialista en Endocrinología de la SEEN

-¿Es verdad que mezclar sandía con vino puede resultar mortal?

-No, en aboluto. No hay ninguna relación negativa entre el vino y cualquier fruta.

-¿Y eso de que no se puede tomar agua después de comer sandía?

-Se puede tomar agua antes o después de comer cualquier otro alimento, sin que esto suponga ningún trastorno para la salud.

-¿No podemos bañarnos o meternos en la piscina después de tomar un trozo de sandía?

-Nos podemos bañar después de tomar cualquier alimento. Para evitar el popularmente conocido «corte de digestión» se recomienda que el cambio de temperatura corporal sea progresivo, es decir, si el agua está fría, irse mojando poco a poco. Pero que se produzca ese proceso no tiene que ver con los alimentos, sino con los cambios de temperatura.

-¿No se puede tomar leche antes o después de ingerirla?

-Se puede tomar leche antes o después tomar cualquier fruta, incluida la sandía, por supuesto.

-¿Comer sandía de postre engorda?

-Evidentemente, no. Además, esta fruta es una de las que aporta menos calorías por cada 100 gramos de cantidad comestible. Tomar de postre una pieza es mucho más saludable (y habrá menos posibilidad de engordar) que si se eligen otras opciones como postres lácteos o dulces. Y si la opción que de elige es la sandía, con mayor motivo.

-¿Tiene alguna contraindicación?

-No. Ninguna fruta en sí está contraindicada para una persona, exceptuando que tenga una alergia alimentaria específicamente a ese alimento.

-¿De dónde vienen estos todos estos falsos mitos?

-No puedo responder a esta pregunta. Estos mitos no tienen base científica.