Actualidad

Gemma Pérez Sevilla: excelencia en cirugía estética facial

Cómo conseguir la mejor versión del rostro

«Soy cirujano maxilofacial y es lo que siempre he deseado ser porque, desde pequeña, supe que quería ser médico, y desde que estudiaba en la facultad que quería ser cirujano... Mi flechazo con la estética de la cara vino algo mas tarde, pero no por ello con menor intensidad». Así lo explica la doctora Gema Pérez Sevilla, que este año ha sido merecedora del Premio A TU SALUD a la excelencia en Cirugía Estética facial.

Publicidad

Este reconocimiento es la confirmación de todo lo anterior. «Cuando alguien tiene una pasión y lucha por ella, no sólo es feliz en el proceso sino también cuando se obtienen resultados», continúa la experta. El premio es el fruto de muchos años de trabajo en equipo dedicado al conocimiento de la estructura del rostro, de su envejecimiento y del conjunto de técnicas que hacen que su deterioro se detenga para que las personas puedan sentir que a pesar del paso de los años, mantienen el equilibrio entre su interior y su exterior.

También es la prueba de que en la sociedad se ha ido instaurando por fin el concepto del «well-aging», un envejecimiento saludable en el que «nos encontramos bien cuidando nuestro cuerpo, para que este acompañe a nuestras mentes y nos sintamos mejor a medida que vamos cumpliendo años», añade Pérez Sevilla.

Superespecialización

En su caso el mérito esta en la superespecialización en el trabajo, en los tratamientos de Medicina y Cirugía Estética exclusivamente facial. «Desde hace 18 años me dedico en exclusiva al estudio de los rostros y al conocimiento de las técnicas que lo mejoran, poniendo todo mi esfuerzo y atención en este segmento», cuenta, es por eso que todo ese conocimiento tan profundo le ha permitido aplicar las nuevas tecnologías como el láser, el uso de la microcámaras y la terapia celular a este campo, desarrollando técnicas poco invasivas y de gran resultado.

Publicidad

Además, el conocimiento exhaustivo de las necesidades de los pacientes, combinadas con las físicas de sus rostros y con las emocionales, han permitido que los resultados en los tratamientos no sólo hayan ido en relación a la consecución de una mayor belleza, sino a la del bienestar de las personas, siendo lo mas importante.

También le da una gran importancia a la investigación y a la innovación. «Es extrema en mi trabajo, ya que es el secreto para conseguir los mejores resultados y dar a nuestros pacientes un servicio distinto y de máxima calidad», explica Pérez Sevilla. Dentro de este área, realizando investigación sobre modelos y viendo la variabilidad de las estructuras de los mismos, ha conseguido «un conocimiento valiosísimo a la hora de ejecutar los tratamientos faciales y las intervenciones quirúrgicas», aporta la doctora. Además, el conocimiento a nivel biofísico de los láseres con aplicación facial, en todas y cada una de sus variantes, el conocimiento de los principios técnicos de la radiofrecuencia, el ultrasonido, el plasma o las fibras ópticas, han permitido conocer su interacción con el tejido vivo para optimizar su aplicación para mejorar los rostros de sus clientes.

Publicidad

Marca una diferencia por la dedicación exclusiva durante estos últimos 20 años (toda su carrera profesional) al conocimiento y los tratamientos de la cara, enfocándose a la prevención y tratamientos del envejecimiento, sobre todo porque la ha supuesto una gran especialización, porque es un área muy poco conocida y común en España.

Por último, ha creado un nuevo concepto en la estética facial con la combinación entre el estudio en cuatro dimensiones del mismo (siendo la cuarta el movimiento), con la aplicación de la ingeniería y la tecnología mas puntera. Y también el entendimiento holístico de la belleza del rostro, mediante el cual «no buscamos belleza exterior, sino un equilibrio psicológico en el que el paciente se sienta a gusto con la expresión de su cara y en el que la imagen exterior refuerce su autoestima y se sienta feliz al mirarse al espejo, todo ello en un contexto de sentido común sin excesos ni aberraciones», concluye la experta.

Pasión por la Medicina Estética

La doctora Gemma Pérez Sevilla es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y es especialista en Cirugía Maxilofacial y Cirugía Oral. MIR en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Acabando su residencia, después de haber conocido la Cirugía Oral, la Cirugía Oncológica de cabeza y cuello, la Traumatología facial, las intervenciones de deformidades faciales y la Cirugía Ortognática, descubrió su gran pasión por la cirugía estética de la cara. Así, cuenta con un título de Experto Universitario y máster en Medicina y Cirugía Estética por la Universidad de Mallorca, además de otro título de Experto Universitario y Master en Medicina Antienvejecimiento y Longevidad. Su tesina versó sobre «el Envejecimiento del maxilar superior. Repercusión estética», por la Universidad de Sevilla.