Glaucoma, 1 millón de españoles padecen esta enfermedad ocular

Entrevistamos a la Dra. Paredes, Director Médico de Clínica AVER y reconocida especialista en patología de Glaucoma.

Entrevistamos a la Dra. Paredes, Director Médico de Clínica AVER y reconocida especialista en patología de Glaucoma.

Dra Paredes: El glaucoma es una enfermedad ocular que provoca un daño progresivo en el nervio óptico del paciente afectando a su campo visual. La mayoría de las veces se debe a un aumento de la presión intraocular aunque existen otros factores que pueden ocasionar su aparición. Con la edad, la posibilidad de padecer glaucoma crece y si no se trata a tiempo, se puede perder la visión por completo.

Dra Paredes: La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que lo padecen, porque generalmente no produce síntomas evidentes. Una persona puede tener glaucoma y no sentir dolor ni padecer pérdida brusca de la visión hasta el final de la enfermedad. La pérdida de visión puede ser progresiva y esto hace que las personas tarden en darse cuenta de los primeros síntomas de esta enfermedad.

En la mayoría de los casos, el enfermo no es consciente de que padece. Esto provoca que el riesgo de caídas de los pacientes con Glaucoma sea cuatro veces mayor al de una persona con visión saludable, debido a la disminución del campo visual.

Solo en los casos de ataques agudos de glaucoma, el paciente nota que el ojo se enrojece y que le produce un dolor intenso, que puede ir acompañado de náuseas, vómitos y de visión borrosa.

Dra Paredes: Tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, las personas mayores de 50 años, personas con familiares directos que han tenido glaucoma, o que tengan miopía u otras enfermedades oculares.

Dra Paredes: Para que la visión sea buena, es necesario que el nervio óptico que une el ojo con el cerebro, esté sano. Generalmente, el glaucoma ocurre cuando el ojo tiene un aumento de la presión intraocular: el humor acuoso, líquido que baña las estructuras internas del ojo, tiene dificultades para salir del espacio que lo contiene y la presión que provoca dentro del ojo, daña la estructura más débil que es el nervio óptico provocando el glaucoma.

Dra Paredes: La detección precoz es fundamental. A partir de los 40 años, es importante someterse a una revisión completa de los ojos y en aquellos pacientes de riesgo, deberán realizarse además pruebas específicas para su detección, cada año.

En estas revisiones, el oftalmólogo nos ayudará a controlar la presión intraocular alta, que es la principal causa del Glaucoma. Si reducimos la presión del ojo en las primeras etapas del glaucoma, podemos detener el progreso de la enfermedad y ayudar a proteger la visión. Sin embargo, la visión que se pierde debido al glaucoma, no puede recuperarse.

Dra Paredes: El mayor factor de riesgo de glaucoma es la presión intraocular alta. Por esta razón, los tratamientos actúan bajando la presión hasta valores normales.

Los tratamientos para el glaucoma se basan inicialmente en el uso de fármacos (colirios), aunque también podemos proponer en algunos casos tratamientos con láser (trabeculoplastia) pero puede llegar a ser necesaria cirugía. En el caso de que un glaucoma necesite un procedimiento quirúrgico para su control, existen diferentes técnicas como la trabeculectomia aunque en nuestra clínica optamos siempre por realizar cirugías POCO INVASIVAS como los implantes intraoculares y la esclerectomia profunda no perforante o EPNP que pretende crear un canal que derive el liquido intraocular que está subiendo la presión del ojo (humor acuoso) hacia el espacio exterior.

Es un procedimiento PENENTRANTE NO PERFORANTE a diferencia de la trabeculectomía en la que se realiza un canal de salida del humor acuoso perforando el ojo. Se trata, por tanto de una cirugía MUCHO MAS SEGURA, con menos riesgos operatorios y postoperatorios y con una RECUPERACIÓN MÁS RÁPIDA en la mayoría de los casos.