Juan Abarca: “El 70% de los artículos de la Ley General de Sanidad está obsoleto”

“Lo más interesante es la introducción, el contenido histórico” | Cristina Bejarano
“Lo más interesante es la introducción, el contenido histórico” | Cristina Bejarano

Juan Abarca publica el libro “El sistema sanitario español. De sus orígenes hasta nuestros días”

A VUELA PLUMA

Contar con Ana Pastor en el prólogo del libro y que Luis María Anson haga la reseña en la contraportada dice mucho de la calidad de las ideas que contiene. En «El sistema sanitario español. De sus orígenes hasta nuestros días» el doctor Juan Abarca, con más de 20 años de trayectoria, hace un repaso conciso y preciso de la historia de la Sanidad española, pone en contexto la situación actual y expone las necesidades futuras.

- En Sanidad resulta complicado compilar presente, pasado y futuro. ¿Cómo lo ha hecho?

- El libro es fruto de una tesis doctoral que presenté hace dos años, que me costó elaborar unos tres. En este caso, he intentado hacer un documento divulgativo, no académico, para que aquellos formen parte del sector sanitario, que puedan tener una pequeña orientación de dónde venimos y por qué el sistema actual es como es.

- ¿Qué fue lo que más le costó?

- La recopilación histórica. Libros hay muchos, pero dar con la precisión justa resulta complicado. He tratado de sintetizar varios siglos sin dejarme lo más relevante de la historia del sistema sanitario español. Luego, en la segunda parte, he compilado los informes que dibujan la realidad de nuestros días a través de diferentes fuentes.

- Tras la exposición y el análisis contemporáneo, ha dejado espacio para la reflexión personal sobre el futuro...

- Sí. Intento aportar mi visión después de 20 años dedicado a la profesión sanitaria. Lo más interesante, seguro, será la parte de la introducción, el contenido histórico.

- ¿Hasta qué punto son clave para poner en contexto la Sanidad actual las referencias al pasado?

- Mucho. Hace poco en un congreso se comentó que el sistema sanitario privado ya existía hace años. Es más, yo apunté, que el Sistema Nacional de Salud, público como lo conocemos hoy, nació en los años 60. Por tanto, cuando llega la Constitución y la Ley General de Sanidad, se adapta todo lo que ya había y se tenía en cuenta lo privado porque no había ni los recursos ni los fondos necesarios para hacer frente para dar cobertura a toda la población.

- ¿De ahí la colaboración público-privada?

- Sí, se trataba de contar con las estructuras privadas. No es que existiera esta relación desde siempre o entonces, sino que la Sanidad privada ya era anterior a la pública. Las mutualidades de funcionarios tienen su origen a finales del siglo XVIII; eso que ahora se considera como un privilegio que tienen los trabajadores del Estado, es un derecho adquirido de siglos.

- Sin embargo, ahora está de «moda» la crítica a lo privado. ¿Por qué?

- Pues lo cierto es que no debería, porque esto es inherente a nuestro sistema sanitario de salud en origen y también en el momento actual. Se ha producido una deformación del concepto de complementariedad del sistema privado, que inicialmente tenía su origen en el perfeccionamiento del sistema sanitario de salud, porque le da cobertura al público donde éste no llega. Pero la politización y la demagogia le consideran un actor complementario que hay que dejar aislado. Eso produce desigualdades porque el sector privado continúa con un desarrollo al que 35 millones de españoles no pueden acceder y pierden la oportunidad de aprovechar sus recursos.

- ¿Cómo salvamos este problema?

- Hay que despolitizar la Sanidad. Tiene que haber un Pacto de Estado que de alguna manera fije unas reglas que nos permitan el desarrollo de un sistema sanitario hacia lo que realmente demanda la sociedad desde un punto de vista de acceso, equidad, innovación. Se necesita un acuerdo marco porque, al final, se va a producir una mayor diferenciación entre el que tiene acceso al sistema privado y el que no, desigualdades entre autonomías.

- ¿Hay que renovar la legislación en materia de Sanidad?

- Se necesita una nueva Ley General de Sanidad porque el 70% de sus artículos ya está obsoleto. Tenemos una nueva situación en la que hay que tener en cuenta la innovación, cronicidad, comunidades autónomas, envejecimiento...

- Y, con todo esto, desde el extranjero dicen que somos referentes en Sanidad...

- España tiene uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo porque quiere tenerlo, no porque posea los medios para ello. Este es un concepto que se hace más visible en el tema de los trasplantes en el que somos los mejores, ¿no? Se trata de la generosidad que tenemos, porque aquí a los inmigrantes se les trata, acceden al sistema. En otros países del entorno, se dice que no y no se les atiende. Aquí tienen mucho que ver los profesionales que en ella trabajan.