5 desayunos ricos en proteína por si no te gustan los huevos

La proteína es el arma secreta que le da a tu desayuno el poder de mantenerte con energía durante toda la mañana.

La proteína es el arma secreta que le da a tu desayuno el poder de mantenerte con energía durante toda la mañana. Para la mayoría de la gente, los huevos son la proteína fundamental que ingerir en el desayuno, ya sea en tortilla, cocido... Pero ¿y si no te gusta huevos? Pues afortunadamente hay numerosas opciones, y también muy sabrosas, de conseguir la dosis necesaria de proteína en la mañana que no incluye ni yemas ni claras. Estas son algunas de ellas.

1. Quinoa: es momento de reemplazar la avena de la mañana por la quinoa en un cuenco. Una taza de quinoa hervida tiene aproximadamente 8 gramos de proteína (en comparación con los aproximadamente 6 gramos que tiene un huevo) y 5 gramos de fibra. El portal health.com aconseja una receta de quinoa hervida con sirope de arce (para azucarar), hecho con almendras fileteadas, orejones, ricota, la ralladura de naranja y canela. Un desayuno para estar al 100% durante el resto del día.

2. Chía: ¿pudding para el desayuno? ¿Por qué no, si hablamos de que tiene 11 gramos de proteína (y 19 gramos de fibra), y sabe como una versión fría de un chai latte? Las semillas de chía son una excelente opción de el desayuno y su preparación es muy fácil. Con leche (dejar macerar) y algo de fruta, tenemos el desayuno perfecto. Como truco, la chía es una semilla muy versátil, por lo que también resulta ideal para realizar un picoteo saludable durante el día. Lo ideal es prepararla en vasitos individuales y conservarlos en el frigorífico.

3. Yogurt Parfait: otra estupenda opción para sustituir los huevos del desayuno es hacerlo con un yogur rico en proteínas con frutas y frutos secos (o con una granola casera). De esta forma se consumen aproximadamente 12 gramos de proteína y además ingerimos súper alimentos, como las nueces o las almendras. Sobre el yogurt, se puede escoger que esté hecho con algún tipo de leche vegetal, la soja, por ejemplo, combina fenomenal con la granola.

4. Smoothies: el zumo de naranja es una idea fantástica para el desayuno, pero para conseguir un desayuno perfecto, lo mejor es apostar por un batido de frutas y verduras al que se le puede añadir tahini, cáñamo y otras semillas, o yogur. Otra estupenda receta para este batido de la mañana puede ser la formada por mantequilla de cacahuete, semillas de lino, y la leche de almendras, a la que añadir la fruta que queramos.