¿Es el picante el secreto de la longevidad?

Según un último estudio recientemente publicado, ha quedado demostrado que las personas más longevas de China consumieron alimentos repletos de especias y picantes durante toda su vida.

Los amantes del picante en particular y de las especias en general, están de enhorabuena, porque según un último estudio recientemente publicado, ha quedado demostrado que las personas más longevas de China consumieron alimentos repletos de especias y picantes durante toda su vida. Así que ahora sabemos que nuestras especias pueden servirnos, además de para dar más color y sabor a nuestros platos, para vivir más años. La sabiduría antigua y ciencia moderna están plagadas de sugerencias como que las especias, picantes y no picantes, tienen poderes medicinales.

Si echamos un vistazo rápido a la página web del Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, veremos que las especias están consideradas como reclamos de salud, aunque la ciencia en este caso no da todos los valores por acertados, en cualquier caso y objetivamente, esto es lo que dicen los expertos sobre las especias más comunes.

• Canela: mientras que la canela tiene una larga historia como un remedio popular para todo, desde la bronquitis a la diabetes, la evidencia de cualquier beneficio para la salud es "generalmente deficiente."

• Ajo: mucho se ha hablado sobre el poder del ajo (en polvo lo encontramos como especias) para reducir el colesterol en la sangre y la presión arterial. Pero un estudio de suplementos de ajo para prevenir el cáncer de estómago no mostró ningún efecto.

• Cúrcuma: esta especia india, que se utiliza en salsas y mostazas, se promociona como un calmante para el dolor y ayuda a la digestión y la función hepática. Los estudios de laboratorio y en animales sugieren la cúrcuma podría tener poderes anti-inflamatorios y otros, pero "estos hallazgos no se han confirmado aún en personas."

Según Chris D'Adamo, director de investigación en el Centro de Medicina Integral de la Universidad de Maryland Escuela de Medicina, “las especias pueden ayudar a las personas a que coman alimentos más sanos de lo que podrían comer", citando su propio estudio reciente, donde se demuestra que cuando los estudiantes de secundaria de Baltimore supieron cómo utilizar las especias a la hora de cocinar, esto les ayudó a comer mejor y de forma más saludable, “porque pueden hacer que los alimentos sean más deliciosos, variados y atractivos”, concluye D’Adamo.

Aumentar el consumo de verduras, además del de especias, es el objetivo del próximo estudio de D'Adamo, y su equipo está trabajando con los estudiantes para ajustar el almuerzo escolar a recetas vegetarianas más ricas en especias y en picante. Para los investigadores, si en la cafetería de la universidad lograran un adicción al jengibre o las zanahorias, “sería una gran victoria para la salud pública”, confirma D’Adamo.