Salud

Artrosis y cartílago

«Con los cartílagos alogénicos se pasaría a hacer, directamente, la cirugía del implante»

«Con los cartílagos alogénicos se pasaría a hacer, directamente, la cirugía del implante»

Publicidad

El implante de cartílago es una opción terapéutica en lesiones que producen pérdida local del cartílago en las articulaciones de carga, como la rodilla, el tobillo y la cadera. Se trata de una terapia celular regenerativa, en la que se cultivan células sanas del cartílago (condrocitos) para crear un tejido con el que sustituir el tejido dañado. «Este tratamiento lo usamos en pacientes, habitualmente jóvenes, que tienen una lesión en el cartílago muy concreta. Esta afectación de cartílago va a producir una artrosis y una degeneración de la articulación», afirma la doctora Isabel Guillén, traumatólogo y jefa de la Unidad de Cartílago de la Clínica Cemtro.

Para llevar a cabo este procedimiento la doctora Guillén me indica que primero se extrae una muestra de cartílago, después se cultivan y multiplican los condrocitos (células del cartílago) hasta alcanzar los 20-30 millones de células. Posteriormente se realiza la cirugía de implante de cartílago, en la que se depositan los condrocitos en una membrana de colágeno y se cose al defecto del cartílago existente. El objetivo de esta cirugía es que se regenere el tejido, no que se repare. El futuro de la investigación implica pasar del cartílago autólogo al alogénico, es decir, dejar de usar el cartílago de la persona para usar el cartílago de otro a través de un banco de cartílagos. Entre las ventajas, la doctora Guillén señala que se evitaría la primera cirugía y directamente se haría la cirugía del implante. Esto supondría una fuente inagotable cartílago. Seguro.