Salud

Humanizar el Sistema Nacional de Salud

Nuestras necesidades en salud, las de todos, evolucionan de forma constante

Publicidad

Nuestras necesidades en salud, las de todos, evolucionan de forma constante. Son cada vez mayores y más complejas, por lo que la adaptación del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha de ser permanente para hacer posible una asistencia adecuada dónde, cómo y cuándo la precisemos. Las nuevas tecnologías, las innovaciones terapéuticas, la organización del modelo, la actualización de las infraestructuras... Todo ha de progresar periódicamente para garantizar calidad y seguridad en la asistencia, y esta dinamización ha de procurarse desde un trato más cercano, más empático y más familiar y afable que mitigue la fragilidad y la vulnerabilidad propias de los procesos de enfermedad desde el refuerzo de la dignidad del enfermo y de sus allegados.

Iniciativas impulsadas por el Ministerio de Sanidad en los últimos años como la Red de Escuelas de Salud para la Ciudadanía, el plan de medicina de precisión o el acuerdo marco suscrito con la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, así como las buenas prácticas y las experiencias de éxito cosechadas en las Comunidades Autónomas, especialmente en la de Madrid desde el año 2016, han de servir de plataforma sobre la que diseñar e implementar una estrategia de humanización del SNS.

Esta estrategia ha de ser prioritaria para el actual Gobierno y ser llevada a la práctica cuanto antes para hacer posible una prestación integral y personalizada que haga copartícipes y corresponsables a los pacientes, que tenga presentes las carencias clínicas, biológicas, sociales, emocionales y psicológicas de cada persona, y que propicie un entorno asistencial armonioso y agradable.

El envejecimiento, la cronicidad, la pluripatología, la dependencia... que caracterizan a la sociedad española actual exigen cada día más un abordaje integral, personalizado y humanizado, y lo requieren y requerirán en todo el país desde la colaboración entre las administraciones, las sociedades científicas y, especialmente, las asociaciones de pacientes.

Publicidad