Joan Bassa: «Producimos una de cada cinco dosis de heparina que se administran en el mundo»

Joan Bassa/ Director de la Unidad de Negocio de Heparina de Bioibérica
Joan Bassa/ Director de la Unidad de Negocio de Heparina de Bioibérica

La heparina fue el primer producto fabricado en Bioibérica...

-Así es. De hecho éste fue precisamente el motivo por el cual la compañía nació en 1975. Estamos muy orgullosos porque es un producto muy importante actualmente a nivel de Medicina Humana.

-Exportan el producto a más de 80 países, ¿es España un referente mundial?

-Somos líderes mundiales en su producción. Hemos facturado 250 millones de euros en 2015. Más del 70 por ciento de lo que producimos se exporta. Una de cada cinco dosis de heparina que se están administrando en el mundo, esto es, un 20 por ciento, están producidas en nuestra empresa. Y hablamos de un producto que salva más de 100 millones de vidas al año.

-¿Cómo ha sido la evolución en la fabricación?

-Crecimos desde el punto de vista productivo y científico. Nos dimos cuenta de que sólo podíamos avanzar si organizábamos un sistema de recogida de materia prima que asegurara una calidad excepcional. Esto que empezó en 1975 nos ha llevado donde estamos ahora, que tenemos el control de la producción desde el principio. En Bioibérica estamos donde la materia prima está. Se trata de un producto biológico obtenido a partir de mucosa intestinal porcina y necesitamos más de 150 millones de cerdos al año para producir nuestra heparina. Y muy ligada a nosotros está la seguridad y la trazabilidad del producto. Esto ha sido clave para liderar la producción, comparado con cualquier otro productor.

-¿Hasta dónde llega su producción?

-Nosotros paramos en lo que es el ingrediente activo, producimos hasta ahí y luego la vendemos a otras empresas que venden el producto final. Así, por ejemplo, cinco de las grandes compañías de Estados Unidos que fabrican heparina no fraccionada, cuatro de cinco están nosotros. Cada vez más, la Administración y los clientes necesitan que detrás esté una empresa que sepa responder, si no tuviéramos este conocimiento de la molécula no estaríamos donde estamos ahora. Trabajamos con más de 40 centros I+D específicos que nos permiten intercambiar información constantemente, por eso el conocimiento productivo y científico nos ha hecho líderes.

-Las nuevas aplicaciones están tomando fuerza ¿Qué proyectos hay ahora sobre la mesa?

-Hay un movimiento muy importante de proyectos de investigación en hospitales españoles en enfermedades como la malaria, la fibrosis quística... La heparina, por su especial característica, puede permitir modificar su estructura para nuevas indicaciones. Los resultados son espectaculares.

-¿Cuál será el siguiente paso de Bioibérica?

-Bioibérica se preocupa de la calidad, seguridad y eficacia del producto, y vamos a hacer que esto continúe. La comunidad científica internacional le da mucho futuro a la heparina y su crecimiento es continuado cada año. Vamos a seguir con nuestra potenciación productiva, ya que hay más necesidad de heparina y Bioibérica debe estar ahí. Queremos seguir en primera línea de lo que es el conocimiento molecular.