Actualidad

OCU denuncia la venta en internet de dos productos «milagro» no autorizados y desaconseja su uso

Los productos son Biostenix Sensi Oil, que asegura curar la sordera y Ostelife, una crema para tratar dolores de espalda y articulares

La venta en internet de productos milagrosos para la salud está a la orden del día, pero, además de no resultar eficaces, pueden ser peligrosos para el organismo. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de una presunta estafa en la comercialización de dos productos milagro en internet y recomienda a los usuarios que no los compren ni utilicen. En concreto, el primero de ellos, Biostenix Sensi Oil, asegura curar la sordera a través de ingredientes naturales y ya ha sido también denunciado por la Sociedad Española de Otorrinolaringología. El segundo, llamado Ostelife, se comercializa como una crema para tratar dolores de espalda y articulares. En ambos casos, OCU advierte que no se trata de medicamentos autorizados ni productos sanitarios legalmente certificados.

Según el Real Decreto 1907/1996, cualquier producto con pretendida finalidad sanitaria deberá cumplir los requisitos y estará sujeto a las autorizaciones o controles establecidos en la Ley General de Sanidad, la Ley del Medicamento y disposiciones que las desarrollan, algo que ninguno de estos dos productos ha cumplido hasta la fecha. Del mismo modo, el artículo 4 de este Decreto prohíbe cualquier clase de publicidad o promoción de productos que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas y expresamente reconocidas por la Administración sanitaria del Estado.

OCU ha detectado, además, que las páginas web donde se publicitan sendos productos no cumplen los requisitos mínimos, ya que no aparece titular, política de privacidad, términos y condiciones ni datos de contacto, lo que hace sospechar de la poca fiabilidad tanto de los productos como de los fabricantes y proveedores de los mismos. La Organización de Consumidores y Usuarios ya ha trasladado a la policía su denuncia, con el fin de que investigue esta presunta estafa y ha solicitado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) que tome las medidas necesarias para salvaguardar la salud y seguridad de los consumidores y que, si procede, imponga a los responsables la sanción correspondiente.

En cualquier caso, OCU aconseja no adquirir productos que se anuncian prometiendo un remedio prácticamente garantizado para diversos problemas de salud, utilizando como reclamo verborrea científica o mencionando como aval a instituciones y “expertos” cuya existencia real resulta imposible verificar, así como numerosos testimonios entusiastas de personas a las que un simple producto “les ha cambiado la vida”, cuya autenticidad resulta también imposible probar.