Actualidad

Voces a favor de la acupuntura

Artículo de opinión de Beltrán Carrillo

El argumento preferido de «los faltos de información» es que la acupuntura es una pseudociencia, que no sirve para nada, sólo efecto placebo, y que sí sirve para «sacar» el dinero a las personas. Cuando leía esto me producía un gran desazón, ahora me sigue irritando, pero creo que hay que seguir aclarando estas lindeces que dicen algunos llamados científicos, bioquímicos... e incluso divulgadores, y que siguen invadiendo las páginas de los principales periódicos de nuestro país.

Pero parece que hemos dado un paso hacia adelante, tras la última intervención de la diputada del PP en el Gobierno de Aragón, Susín Gabarre, que planteó la grave situación en la que se encuentran los acupuntores médicos por los argumentos falsos en los que se basan para desacreditar a la acupuntura, personas como la Consejera de Sanidad del gobierno aragonés, hace unos días en su Asamblea; o las recientes declaraciones del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, quien comentó que «la homeopatia y la acupuntura tienen respaldo en universidades españolas y en otros países. Ir contra ellas es ir contra directivas europeas» y también añadió que «como médico y Consejero, aún no puedo decir que homeopatía y acupuntura sean pseudoterapias».

Las reacciones no se han hecho esperar y los afines al gobierno del PSOE y otros engañados o mal informados, se les han echado en contra. Y me pregunto: ¿qué ha pasado con las declaraciones de la ministra Carcedo? Aquellas que realizó cinco días después de tirar «el bombazo» y anunciar el Plan Nacional contra las Pseudociencias, junto con el Ministro de Ciencia, en el que aseguraba que sería «osado» por su parte y «contradictorio» incluir la homeopatía o la acupuntura en el listado de pseudoterapias antes de haber realizado un análisis «riguroso».

Pues de aquello han pasado ya más de cuatro meses, y desde las distintas asociaciones y sociedades de acupuntores médicos que represento, aun habiéndonos puesto a disposición del Ministerio de Sanidad para aportarles todo tipo de información, demostrando la evidencia científica de la acupuntura y colaborar conjuntamente contra el intrusismo en el tratamiento de esta técnica, no hemos recibido respuesta a nuestras solicitudes. Y una vez más, insisto en que los acupuntores médicos, queremos que nuestra terapia esté regulada por el Gobierno, pues somos conocedores de que existen centros que practican la acupuntura realizada por personas sin formación o que tan sólo cuentan con un curso de un fin de semana. Mientras que los acupuntores médicos somos licenciados universitarios en medicina y tenemos el título de Magister Acupuntor tras dos años de formación reglada, impartida en diversas facultades de Medicina en España.

Entonces, ¿nos engañaron? No, es ahora cuando unos quieren engañar a la sociedad creando alarma social y generar rechazo a una terapia que aplican algunos países como Francia, Suiza, Alemania, Holanda... que lo incluyen en sus sistemas públicos sanitarios.