SEHH, 60 años en la vanguardia médica

Jorge Sierra: “La Hermatología ha progresado con pasos de gigante y ha mantenido su identidad multilingüe y transversal”

  • Tenemos por delante grandes retos, tanto para la SEHH como para los profesionales que formamos parte de ella | EFE
    Tenemos por delante grandes retos, tanto para la SEHH como para los profesionales que formamos parte de ella | EFE
Presidente de la Sociedad Española de Hermatología y Hemoterapia.

Tiempo de lectura 8 min.

06 de septiembre de 2019. 18:28h

Comentada
Jorge Sierra .  Presidente de la Sociedad Española de Hermatología y Hemoterapia. 6/9/2019

ETIQUETAS

La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) celebra este año su 60º aniversario. Desde su fundación, el 22 de mayo de 1959, en una reunión celebrada en el Colegio de Médicos de Madrid, el desarrollo de la SEHH ha acompañado al de la propia especialidad de Hematología y Hemoterapia. A día de hoy, nuestra sociedad científica es dinámica, potente y de las más numerosas de Europa (con cerca de 2.900 socios). No sólo estamos orgullosos por el número de asociados que conforman nuestra sociedad científica, sino también por la calidad y profundidad del trabajo realizado por las diferentes juntas directivas, equipos técnicos y especialistas a lo largo de estas seis décadas de historia.

La Hematología es una disciplina médica que se sitúa en la vanguardia de la ciencia, lo que no habría sido posible sin la entrega de los profesionales que nos dedicamos a esta apasionante área de la Medicina, que lo es desde diferentes puntos de vista: asistencial, docente, investigador y de interlocución con las autoridades sanitarias.

Desde sus orígenes, y siempre de la mano de la SEHH, la Hematología ha progresado con pasos de gigante y ha mantenido su identidad multilingüe y transversal, que aborda múltiples áreas, desde el diagnóstico biológico a la clínica de las hemopatías benignas y malignas, la trombosis, la terapia citotóxica, inmune y personalizada, los déficits de coagulación, la hemoterapia, el trasplante hematopoyético (denominado genéricamente como trasplante de médula ósea) y la terapia génica y celular. Respecto a esta última, el último avance disruptivo, la terapia con células CART (linfocitos T manipulados genéticamente para que tengan receptores frente a células tumorales), ha sido consecuencia de la investigación principalmente de hematólogos con el apoyo de inmunólogos. Esta nueva modalidad de tratamiento ha mostrado una gran eficacia en enfermedades hematológicas como la leucemia aguda linfoblástica, los linfomas y más recientemente del mieloma y en pacientes en general sin otras perspectivas de curación

Dada la amplitud de nuestra especialidad y el progreso exponencial del conocimiento vinculado a la hematología, la SEHH y la Comisión Nacional de Hematología llevan años diciendo que es imprescindible un aumento del periodo formativo MIR de nuestra especialidad a un mínimo de cinco años. En ese sentido, la Asociación Europea de Hematología (EHA en sus siglas en inglés) alertó en su «Declaración de Madrid sobre la ampliación de los requisitos de formación para hematólogos en la Directiva de Cualificaciones Profesionales», de junio de 2017, de que la homologación de la especialidad en Europa sería cuestionable y en la práctica ya lo es con períodos inferiores a los cinco años. Esta declaración, además de la EHA la firmaron 40 sociedades científicas de hematólogos del ámbito europeo; pese a su rotundidad y a habérsela transmitido a las autoridades de nuestro país competentes en el tema y a nuestra insistencia, no se ha tomado ninguna acción concreta para atender a este requerimiento que nos viene de Europa.

La declaración de Madrid es ejemplo del impulso que la SEHH da a sus relaciones con entidades internacionales. Los hematólogos españoles tienen en muchos campos de la especialidad prestigio y liderazgo internacional. España es también el país europeo con mayor número de miembros de EHA por delante de territorios como Alemania, el Reino Unido y Francia. Por otra parte, mantenemos contactos estrechos con la Sociedad Americana de Hematología (ASH en inglés), que también reconoce la Hematología española, tiene una edición en nuestro país de su prestigiosa revista «Blood» y este año se convoca la primera beca SEHH-ASH para formar hematólogos jóvenes españoles en los Estados Unidos.

No me quiero olvidar de nuestros compañeros latinoamericanos. En coincidencia con la celebración del acto conmemorativo del 60 aniversario de la SEHH, nuestra sede acogió en junio pasado la I Cumbre Iberoamericana de Hematología, cuyo balance final no podría ser mejor: ocho países latinoamericanos acudieron a nuestra llamada (Argentina, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela) y juntos consensuamos la Declaración Iberoamericana de Hematología, un documento de recomendaciones que impulsa una necesaria vía de colaboración entre todos estos países y aquéllos otros de habla hispana que quieran sumarse en el futuro. Estoy seguro de que este nuevo hito de la SEHH traerá consigo proyectos de gran calado encaminados a fortalecer e incrementar el prestigio de la Hematología iberoamericana en el mundo. Entre otros temas, se acordó armonizar el contenido de la especialidad de Hematología y Hemoterapia en estos países, teniendo como base el currículum europeo y la nueva versión del programa formativo finalizado hace dos años. Otras iniciativas conjuntas que se llevarán a cabo hacen referencia a la formación de tutores, congresos iberoamericanos, programas de afiliación conjunta con la SEHH, entre otros proyectos.

Este gran trabajo desarrollado en los diferentes ámbitos no hubiera sido posible sin el esfuerzo de las sucesivas juntas directivas de la SEHH, la implicación y profesionalidad del personal de la Sociedad y la complicidad de los asociados. Para finalizar, me gustaría dar las gracias a las diferentes entidades que nos han ayudado a crecer como sociedad científica: administraciones sanitarias, industria farmacéutica, asociaciones de pacientes e instituciones sanitarias y sociales de distinta índole. Algunas de ellas han llegado a convertirse en aliados estratégicos y, por ello, fueron premiadas durante nuestro acto conmemorativo: Organización Nacional de Trasplantes (ONT); Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS); Fundación Educación Médica; Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), Fundación CRIS contra el Cáncer; AEAL, Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia; Dirección General de Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud (SNS) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y la propia EHA.

Tenemos por delante grandes retos, tanto para la SEHH como para los profesionales que formamos parte de ella, pero contamos con una nueva generación de hematólogos que seguro serán capacidades de mantener y superar todavía más el gran nivel de nuestra especialidad y su prestigio más allá de nuestras fronteras. Para ello es necesario estudio, iniciativa, entrega, mirar al mundo y tener visión. Ellos saben que, si lo requieren, contarán con el apoyo de profesionales que ya hemos aplicado este conjunto de actitudes y podemos garantizar que funcionan. En ese apasionante reto, les acompañará cada día la SEHH.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs