Actualidad

Una aorta impresa en 3D salva la vida a un hombre en Madrid

El Hospital Gregorio Marañón reprodujo un modela exacto de la arteria del paciente den 10 horas

El Hospital Gregorio Marañón ha salvado la vida de un paciente con la aorta rota gracias a la impresión 3D con la que se reconstruyó esta arteria

Publicidad

El Hospital Gregorio Marañón ha salvado la vida de un paciente con la aorta rota gracias a la impresión 3D con la que se reconstruyó esta arteria, ha informado el centro en un comunicado.

Así, ha explicado que normalmente estas prótesis se encargan a la industria farmacéutica y suelen tardar alrededor de un mes en llegar al hospital. En cambio esta impresión, que es la primera vez que se aplica en un procedimiento así en España, es un caso excepcional porque un paciente con esta lesión "suele morir antes de llegar a un centro sanitario".

El centro reprodujo un modelo exacto de la aorta del paciente en menos de 10 horas que sirvió para personalizar y adaptar de forma milimétrica una prótesis convencional que se le implantó al enfermo en quirófano. El paciente, un hombre de 56 años, acudió a la urgencia del centro por un dolor lumbar muy intenso y súbito.

Al realizarle las pruebas diagnósticas, concretamente un escáner, se le diagnostica una lesión potencialmente inestable en la aorta con lo que su vida corría un serio riesgo.

Publicidad

Estas lesiones se suelen tratar con prótesis que se insertan por vía femoral, sin embargo, este caso era complejo porque la rotura estaba en una zona muy delicada tanto por el acceso como porque es un área donde se originan los vasos sanguíneos que dan flujo a los riñones y al intestino delgado y no se puede tratar con prótesis convencionales, sino que necesita una prótesis personalizada para evitar la muerte del paciente por la obstrucción de alguna de estas arterias vitales.

A partir de un TAC se realizó un modelo que sirvió, por una parte, de guía para personalizar una prótesis convencional a la medida del paciente y reparar la zona de rotura, y por otra, ajustar al milímetro las salidas hacia otras arterias y mantener el flujo sanguíneo a vasos imprescindibles para la vida como los que riegan riñones o intestinos.

Publicidad

Todo el proceso de reconversión de la imagen médica en un modelo 3D, su esterilización y su traslado al quirófano se realizó en menos de diez horas.

Las alternativas para estos pacientes con rotura de aorta es una operación quirúrgica abierta de muy alto riesgo para la vida del enfermo, la lesión puede sangrar o desestabilizarse antes de que los cirujanos sean capaces de clampar el paso de sangre y las complicaciones del postoperatorio son mucho mayores que las que ha tenido el paciente, que ha se ha marchado de alta hospitalaria a las 48 horas.

Ep