Al Qaeda también se apunta al atentado de Londres

Al Qaeda, a través de su órgano de prensa “Inspire” y firmado por un misterioso Equipo de guía de la Jihad solitaria”, se ha apuntado el atentado de Londres, cuya autoría ya fue asumida por el Estado Islámico.

Los yihadistas se ufanan de que han demostrado que son capaces de superar todas las medidas antiterroristas que se adopten. “Esta operación rompió todas estas medidas, para demostrar al mundo entero que la seguridad, sus procedimientos, no son una solución al problema”.

Del autor destaca que avergonzó a los responsables de las medidas de seguridad y asegura “no vamos a parar para luchar contra vosotros, no importa cuánto te fortalezcas e inviertas en seguridad, hasta que dejes a los musulmanes solos”. “Combatidlos en el nombre de Alá y su causa, contra la incredulidad en Allah y los que luchan contra los musulmanes. Y violarlos. Oh Mujahid, estáis librando una batalla del Islam, sois uno de los pilares de la victoria y un ladrillo de su estructura”.

Esta doble reivindicación puede estar relacionada con los contactos que ambas bandas yihadistas mantienen para unir sus fuerzas. En los atentados en París contra la revista Charlie Hebdo y un supermercado judío, actuaron terroristas de ambos grupos.

El pasado 21 de noviembre LA RAZÓN publicaba que el jefe de Al Qaeda Central (AQC), Ayman Alzawahiri, proponía la unificación de todos los musulmanes, incluido el Estado Islámico.

El objetivo sería imponer la sharia (interpretación rigorista de la religión musulmana) en todo el mundo.

El cabecilla yihadista desarrollaba un programa que incluía la citada unificación; los ataques a los EE.UU. y sus aliados como objetivos preferentes para lo que hay que desarrollar la batalla con el fin de tomar sus hogares hasta que caiga América. Nuestro mensaje a los americanos es tan claro como el sol, como el filo de la espada: los acontecimientos del 11-S fueron un resultado directo de sus crímenes contra nosotros”.

El tercer punto consistía en apoyar ”las revoluciones de los pueblos oprimidos, exigiéndoles que adopten las reglas del Islam”. Un imán estaría al frente de este conglomerado yihadista elegido por un “consejo de élite”, que es el que puede mantenerlo o eliminarlo.

Hoy mismo, el vicepresidente iraquí, Iyad Alaui, aseguró que el Estado Islámico está intentando lograr una alianza con Al Qaeda (grupo del que originalmente se escindió) debido a las derrotas cosechadas en los últimos meses en la región de Mosul, en el norte de Irak. “Han comenzado los contactos. Hay debates y diálogo entre mensajeros que representan a Al Baghdadi y Al Zawahiri”, subrayó.

El Estado Islámico se escindió de Al Qaeda en 2014. Tras lograr conquistar el noreste de Siria y el noroeste de Irak, Abu Bark Al Baghdadi proclamó el Califato. Desde entonces ambas formaciones han luchado por la supremacía del yihadismo a nivel mundial.

Alaui confirmó que si el Estado Islámico pierde todos los territorios que controla en Irak, no desaparecerá. “Creo que el Estado Islámico se disipará en el aire. Seguirán en clandestinidad con células durmientes, extendiendo su veneno por todo el mundo”.