De charco en charco

Espacio dedicado al mundo de los más pequeños de la casa. Moda, decoración, ocio, planes divertidos, cultura... todas esas facetas con las que nos encontramos a diario cuando somos padres. Su reto es simplemente echar una mano, inspirar, dar ideas, algún que otro consejo... porque con niños vamos saltando de un charco a otro.

  • Image

¿Qué es la neumonía? ¿Cómo afecta a los niños?

true

Sobre el autor

Tania Villate Consonni

Siempre me ha gustado escribir, comunicar... compartir. Abogada y Agente de Propiedad Industrial de formación y profesión hasta que me convertí en madre de familia numerosa, lápiz y papel siempre me han acompañado. Desde entonces mi atención se ha centrado en el mundo de los niños. Me preocupa la seguridad de los niños y me apasiona la moda, la decoración, descubrir formas formas en las que disfrutar del ocio en familia... es un universo mágico que nunca deja de sorprenderme.

En mi casa hemos empezado el año entre mocos y toses, termómetros, jarabes y antitérmicos. Más de lo de siempre por estas fechas. Pero esta vez hemos tenido una novedad: una neumonía para una de mis hijas, y otra para mí.

Nunca la habíamos pasado ninguno en casa y yo tampoco tenía muy claro de qué se trataba. Por los síntomas me parecía un catarrazo: picos de fiebre y mucha tos con dificultad para respirar.

Hoy vamos a intentar aclarar qué es la neumonía y cuales son sus síntomas y su tratamiento y si es necesaria siempre la hospitalización o no.

La neumonía es una infamación en los pulmones normalmente causada por un virus o una bacteria. El doctor puede diagnosticarla a través de una auscultación (se oyen pitidos al respirar), pero lo mejor es asegurarse con una radiografía torácica, donde se ve la inflamación y si hay moco en los pulmones. En los niños normalmente está precedida por un catarro cuando es provocado por un virus, pero cuando es por una bacteria la aparición de los síntomas suele ser más repentina.

¿Cuáles son sus síntomas? Como en nuestro caso, los síntomas fueron picos de fiebre (cuando es bacteriana la fiebre es repentina y muy alta), tos, dolor abdominal, pérdida de apetito, malestar general...

¿Es contagiosa? Sí, se contagia por la inhalación de gérmenes de la tos o estornudos de un enfermo. Puede que el contagiado no desarrolle una neumonía sino un simple catarro o una faringitis.

¿Cómo se trata? Si es causado por una bacteria, el tratamiento es con antibiótico. Este no hará nada si ha sido causada por un virus. Para la fiebre se tomarán antitérmicos, pero no se recomiendan jarabes para la tos (el antitusivo porque hacen que dejes de toser cuando lo que hay que hacer es precisamente toser, para mover y expulsar el moco de los pulmones; y el expectorante porque puede tener efectos secundarios graves). Es muy importante beber mucho líquido, descansar y estar en un ambiente libre de humos. Una vez diagnosticada lo normal es que se pueda seguir el tratamiento desde casa. Se hospitalizarán sólo los más pequeños, los que tengan enfermedades previas que impliquen que se pueda complicar o lo que están en un estado grave.

¿Se puede prevenir? Para prevenirla es recomendable estar al día en cuanto a las vacunas contra virus y bacterias que pueden ocasionar neumonías graves, como la del neumococo, tos ferina y sarampión. Lavarse las manos es un buen hábito para prevenir todo tipo de enfermedades, no sólo la neumonía.

Últimas noticias